El libro que no puede esperar y se queda en blanco

Luego de quitarle el envoltorio, el futuro lector sólo tiene 60 días para leerlo, ya que después de ese plazo el texto comenzará a desaparecer

“El libro que no puede esperar” es una propuesta exótica en el mundo de la literatura y fue lanzado por la editorial argentina Eterna Cadencia, y como el nombre lo indica, como si se tratase de una prueba desafiante, el libro realmente no puede esperar para ser leído, ya que luego de quitarle el envoltorio, el futuro lector tendrá un plazo sólo de 60 días para leerlo.

Lo que ocurre con este invento, es que después de quitarle el envoltorio y abrirlo por primera vez, la tinta entrará en contacto con el aire y el texto tenderá a desaparecer lentamente, por lo que el lector deberá apurar su lectura para evitar perder el contenido de la historia narrada.

Según trascendió, la editorial emprendió este proyecto para ayudar a nuevos y jóvenes autores, para los cuales es bastante difícil abrirse camino en el mundo literario y encontrar lectores.

Sin embargo, el libro ya ha sido todo un éxito y Eterna Cadencia planifica lanzar una nueva tirada con nuevos escritores.

Además los lectores están fascinados con la idea, dado que la fecha de caducidad de un libro los obliga a leer más rápido y a no dejar la lectura para otro momento más favorable.

La única desventaja es que con las letras desaparece también la posibilidad de volver a disfrutarlo.