Reclamo: Padres y amigos de la familia de Thiago fueron al hospital.

Pasado el mediodía de ayer, un grupo de personas, que acompañaban a los padres del pequeño Thiago Silveira, el niño fallecido recientemente y del cual se conocieran profusamente las circunstancias de su muerte, llegó a las puertas del hospital municipal “Dr. Lino Piñeiro” para reclamar y pedir justicia por la muerte del pequeño.

Un vez que llegaron al hospital público, el padre y la madre de Thiago, con sendos envases de pintura en aerosol, comenzaron a pintar varias leyendas en el piso y las paredes del pórtico de entrada del nosocomio; todas ellas estaban dirigidas a cuestionar la atención que el Dr. Luis Alfredo Mori brindara a la criatura.

Los padres de Thiago desde un principio insisten en acusar al médico de haber atendido a su hijo en forma deficiente y así lo manifiestan continuamente mediante distintos métodos. Pegando carteles en distintos comercios de la ciudad y, ayer, por medio de las pancartas que portaban e inscripciones con pintura.

Bloqueo de puerta

Los manifestantes se ubicaron delante del pórtico del hospital impidiendo el egreso de algunos automóviles a lo largo de algunos minutos. Cabe señalar que no se produjeron escenas de violencia de niguna parte ya que los que impedían el paso lo hacían sin agresiones, solamente parados frente a la puerta de entrada y los que salían, ante la imposibilidad de hacerlo libremente, se limitaron a aguardar que se les cediera el paso pacientemente, sin bocinazos y sin gritos.

Con Genero y Tabanelli

En un momento se pudo apreciar que Jorge Silveira, padre de Thiago, se dirigía hacia el interior del hospital y, minutos más tarde, un amigo de Silveira convocó a los representantes de la prensa, que nos hallábamos registrando los sucesos en el portal, para que nos acercáramos a presenciar el diálogo que mantenían Jorge Silveira y el Dr. Raúl Genero. El joven padre buscaba respuestas a su tragedia y el Dr. Genero intentaba responderle; en un momento y ante su insistencia, le expresó que el Dr. Luis Mori ya no presta servicio de pediatría en el hospital, lo que no significa que se lo esté culpando sino que se lo hace, como se acostumbra en estos casos, para que la investigación en curso no presente dificultades.

Minutos después de iniciado el diálogo al que hacemos referencia pocas líneas arriba, se sumó a la conversación el Sr. Tabanelli, administrador del hospital quien, al igual que Genero, ratificó que se han tomado las medidas acordes y que hay que aguardar la investigación judicial que ya está en marcha.

Silveira reprochaba que el Dr. Mori no hubiera hablado hasta el momento y que no diera la cara explicando públicamente lo sucedido con Thiago. Tabanelli respondió que podía sugerirle a Mori que lo hiciera pero que quedaba a criterio del médico la decisión al respecto.

También, los dos funcionaros municipales, hicieron notar que el hospital padece un problema que afecta a todo nuestro país cual es la falta de médicos pediatras. Baradero no consigue que se postule ninguno de ellos para trabajar en el hospital pese a los reiterados llamados que se hacen para cubrir las vacantes.

Minutos después, el grupo se retiró tan pacíficamente como había llegado y con su angustia a cuestas. (Fuente y foto: El Diario de Baradero).

La mamá de Thiago escribiendo con pintura en el piso.

 

Las pintadas acusan al médico actuante.

 

Jorge Silveira en diálogo con el Dr. Genero.

 

El administrador Tabanelli se sumó a la charla con el padre del bebé fallecido.