Los doctores Gómez y Giordano, en entrevista radial, se maltrataron al aire!

La “temperatura” partidaria en torno al gobierno comunal de Baradero, en todos sus sectores está que arde y no es para menos, todos quieren su lugar y no importan los métodos para conseguirlo, otros quieren perdurar y continuar en gracia.

Seguridad y salud son los temas más complejos que afronta la comuna, además de no tener o no querer dar respuestas para la solución. A pesar de ello en los pasillos del municipio se continúa escuchando que lo que falta es voluntad política.

La “chicana” es un arte al que se ha recurrido en forma permanente para zafar o para dar solución a distintos temas y mucho de esto se observa en las actitudes de algunos funcionarios que, lejos de resolver problemas, los alimentan.

Ayer por la mañana, por FM Baradero y mediante una comunicación telefónica se cruzaron el Dr. Julián Gómez, director de la Atención Primaria del municipio y el Dr. Camilo Giordano, médico de la sala de Alsina, ambos por supuesto ligados a la Agrupación Pedro Carossi.

Lo cierto que ambos profesionales, lejos de ponerse a la altura del puesto público que tienen, se maltrataron al aire, dejando a la luz el estado en que se halla el manejo de la salud pública.

Claro que la situación reveladora, de buena fuente, puso los pelos de punta al mismo Aldo Carossi, que está convaleciente en su casa.

Muy poco favor le hace a Carossi este tipo de funcionarios que se supone que tienen un mayor conocimiento de los temas de la salud, y justamente lo que merece Carossi para su pronta recuperación es tranquilidad entre otras cosas, pero los galenos están desesperados y todavía no sabemos la profundidad de las intenciones.