Clínicas privadas en alerta por demoras en los pagos de IOMA.

Los centros de salud privados de la Región comenzarían a suspender y reprogramar prestaciones en los próximos días, si el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) no regulariza sus pagos atrasados. Según las entidades que nuclean a clínicas y sanatorios en territorio provincial, la atención de casi dos millones de afiliados a la obra social bonaerense “corre riesgo inminente de interrumpirse” ante una mora que se remonta a abril pasado.

“Hace cuatro meses que prestamos servicios sin cobrar” precisa Andrés Marensi, presidente de la delegación local de la Asociación de Clínicas de la Provincia de Buenos Aires (ACLIBA): “aún no se generalizaron las postergaciones de prácticas, pero si no se achica la deuda antes de que termine julio va a ser inevitable. Habitualmente los pagos del IOMA se reciben con 30 a 60 días de atraso, pero ese plazo se ha extendido a 90 y va para los 120; es una situación crítica porque en La Plata representan el 60 por ciento de los ingresos de nuestro sector ”.

En una solicitada dirigida al gobernador Daniel Scioli que suscribieron en conjunto ACLIBA I, II, III y IV y la Federación de Clínicas de la Provincia (FECLIBA), se sostiene que “el sistema solidario de salud de la provincia de Buenos Aires no resiste más”, y que ”miles de trabajadores de establecimientos sanitarios no han podido cobrar los aguinaldos ni los sueldos”. Además se advierte acerca del “riesgo inminente de no recibir prestaciones” que corren 1.900.000 afiliados al IOMA.

De los 350 centros de salud de gestión privada que tiene la Provincia, alrededor del 15 por ciento está en nuestra ciudad y su zona de influencia. “No somos proveedores del Estado sino prestadores, y representamos una de las principales fuentes laborales en la Provincia” subraya el contador Marensi: “estamos hablando de unos 3.500 trabajadores solamente en La Plata, cuyos sueldos insumen cada mes la inversión del 65 por ciento de los ingresos de las clínicas. Por eso no podemos seguir dando servicios sin cobrar por ellos”.

“En las autoridades del Instituto encontramos buena predisposición al diálogo, pero sabemos que el tema financiero los excede y por eso nuestro el pedido va dirigido al gobernador” admitieron en ACLIBA: “tienen que advertir que detrás de cada estadística hay pacientes esperando tratarse”. Al cierre de esta edición, desde el IOMA no se había hecho referencia al planteo de las clínicas.

TAMBIEN LOS FARMACEUTICOS

Días atrás, el Colegio de Farmacéuticos local renovó su reclamo por la “regularización de los pagos” del IOMA y exigió “previsibilidad” para un normal funcionamiento. En la ocasión, los voceros de la entidad pidieron a la mutual que “comience a regularizar la cadena de pagos, ya que la imprevisibilidad pone en riesgo una prestación de calidad y la garantía que tiene nuestra dispensa a sus afiliados. Si nuestros pacientes no pudieran completar su terapéutica porque nuestra dispensa se tornase irregular, su calidad de vida se vería afectada. Lo mismo está ocurriendo con nuestras farmacias”.