Llega el fenómeno de El Niño y se espera un clima más lluvioso!

Los efectos de esta tendencia climática se sentirán hasta fin de año.

El informe fue dado a conocer recientemente por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y confirma una tendencia que ya había sido anticipada por los especialistas. El fenómeno climático provocado por la corriente de La Niña, que se caracteriza por provocar en la región veranos calientes y sequías, será reemplazado por su opuesto, El Niño, que provocará días más húmedos y lluviosos hasta el final de 2012.

Los expertos hacen, sin embargo, una salvedad: hablan de un Niño que tendría una intensidad más bien débil.

Por lo tanto, sus efectos se traducirían en un incremento de las lluvias que se sentiría sobre todo en la primavera y hasta el final del presente año.

La zona en la que se sentiría el impacto de este fenómeno climático con particular intensidad sería el área metropolitana y el centro y el noroeste del país.

Por ahora, el fenómeno de El Niño Oscilación Sur (ENOS) transita una fase neutral, pero el pronóstico de la Organización Meteorológica Mundial anunció la posible formación del fenómeno entre julio y setiembre y su permanencia hasta fines de este año.

El fenómeno del Niño es anunciado tras largos meses de influencia de su opuesto en la región.

El fenómeno de La Niña comenzó a hacerse sentir a mediados de 2010 y sus efectos se percibieron hasta abril de este año.

¿Cuáles efectos?: si por algo se conoce al fenómeno de La Niña es por provocar veranos más calientes, con suelos secos.

En este marco, la Niña fue señalada como el fenómeno responsable de la sequía que durante el último verano afectó al campo en la temporada 2011/2012.

Pero también se la asocia con uno de los veranos menos lluviosos y más cálidos vividos en la región en los últimos años, con las inundaciones que afectaron al sur del Brasil en enero de 2011 o con la nevada inusual que a fines de 2010 afectó a algunas regiones de los Estados Unidos.

¿Qué puede pasar con la irrupción del Niño? Todo va a depender de su intensidad, pero en principio, los expertos creen que se tratará de una variante suave de esta tendencia climática, que tendrá su correlato en que los meses venideros tendrán una mayor cantidad de días lluviosos y húmedos.

La fecha clave para saber la intensidad de El Niño será el mes de agosto. Pero, si tal como se prevé, se trata de un Niño débil, no habrá mayor impacto en la temperatura y sólo se hará sentir en un mayor nivel de humedad.

CAUSAS

El fenómeno de El Niño, como el de La Niña, es generado por cambios en las temperaturas superficiales del Pacífico.

En el caso de El Niño se presenta cuando los vientos alisios se hacen más débiles impidiendo que las aguas de mayor temperatura alcancen las costas de Asia y Australia. Esto determina que se forme una concentración de agua caliente que genera una mayor evaporación de aguas y cambia el patrón de circulación atmosférica.

Esto provoca efectos distintos según el punto del planeta del que se trate.

Mientras en la Polinesia se reducen las lluvias y se producen sequías, en Sudamérica se evaporan las aguas cálidas y se produce, en consecuencia, una cantidad de lluvias mayor a lo normal.