Festejo Helvético: Doble alegría de los descendientes suizos…

Ayer por la tarde y con la puntualidad que caracteriza a los afamados relojes, la Sociedad Suiza de Baradero festejó simultáneamente, por buscada coincidencia de fechas, los 721 años de la Confederación Helvética y 120 de la fundación de la Sociedad Suiza de Baradero.

Banderas y portadores de las distintas colectividades.

Tras las palabras de bienvenida, se entonaron los himnos nacionales argentino y suizo, éste último cantado en alemán por algunas de las mujeres presentes y tras ello, la señora Mabel Keller dio lectura a las muy sentidas palabras que la presidente de la Confederación Helvética dirigió a los suizos en el extranjero. A continuación, fue la señora Liliana Barlatay la encargada de pronunciar las palabras alusivas en reemplazo del presidente de la Sociedad Suiza, Néstor Braillard, quien por estas horas se encuentra precisamente en Suiza. Barlatay explicó que Suiza, pese a los diferentes grupos sociales que la constituyen que hasta se comunican en distintas lenguas, encontró hace muchos años la manera de vivir en armonía respetando diferencias e instó, tomando ese ejemplo, a superar las nuestras.

La concurrencia fue invitada a pasar al salón de la sociedad en el que se sirvió el tradicional chocolate caliente con diversas confituras y en ese lapso, el secretario de Educación y Cultura de la municipalidad, profesor Diego Gallardo, anunció la realización en Plaza Mitre, durante el fin de semana que va del 10 al 12 de agosto, de una gran feria de la que invitó a participar a todas las colectividades.

Minutos después, en el patio se procedió a encender la fogata de la libertad repitiendo así cada año un gesto ancestral proveniente de la época de la constitución de la Confederación Helvética como un solo estado.