El cuarto ciclo olímpico de las Leonas sumó otro hito con el triunfo ante la local Gran Bretaña y el pasaje a la final por la medalla dorada.

Las Leonas pueden todo, hasta ganar ante los ojos de la realeza inglesa. Allí estaba la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, lamentándose desde un sector especial del Riverbank Arena. Las Leonas pueden agigantar su propia leyenda, hasta ubicarse por cuarta vez consecutiva en un podio olímpico. Se aseguraron la medalla de plata al dejar atrás en las semifinales a Gran Bretaña (2-1), pero son inconformistas por naturaleza y mañana querrán dar el golpe definitivo con Holanda, el gran clásico de este siglo en el hockey sobre césped femenino.