Antonijevic se pregunta que hace ‘La Cámpora’ en las escuelas.

La diputada provincial Fernanda Antonijevic, presentó un proyecto de solicitud de informes con la  finalidad de obtener información sobre la actividad desarrollada en las escuelas públicas de la Provincia por parte de la agrupación política denominada ‘La Cámpora’.

En relación a este tema, la legisladora dijo que “si son ciertas las versiones e imágenes periodísticas publicadas y las denuncias de miembros de la comunidad educativa, se estaría violando el Reglamento General de Instituciones Educativas de la Provincia de Buenos Aires, desplegando símbolos políticos partidarios y ‘juegos’ de adoctrinamiento político partidario”.

La presentación fue realizada a partir del conocimiento, a través de diferentes medios de comunicación, estudiantes, profesores y padres, quienes han manifestado que la agrupación política ‘La Cámpora’, ha ingresado en el ámbito escolar de la provincia desarrollando, aparentemente, actividades de proselitismo político y coordinando talleres dónde se difunden según expresan, ideales del partido kirchnerista entre los alumnos.

Si bien son varias las denuncias en este sentido, los denunciantes sostienen que a nadie escapa que “El Eternauta” es un símbolo del kirchnerismo. Y que a través del mismo se trata de calificar positivamente las políticas llevadas a cabo por el partido político gobernante, denunciando el “adoctrinamiento político” de menores que, en muchos de los casos ni siquiera saben que significa poner los dedos en “V” para una foto.

Por otra parte, el nuevo Reglamento General de Instituciones Educativas de la Provincia de Buenos Aires, aprobado por Decreto 2299/2011, establece la prohibición en el territorio bonaerense de la exhibición de símbolos religiosos en las escuelas públicas tanto como de símbolos políticos.

La diputada Antonijevic sostuvo que “coincidimos en la necesidad de formar a nuestros jóvenes como ciudadanos que detenten los principios democráticos y republicanos, orientándolos y generando una conciencia participativa, pero sin adoctrinamientos políticos partidarios. Esa no es la función de la institución educativa”.