Intendentes reclaman fondos para policías: Piden más presupuesto a la provincia.

Desde el interior denuncian atrasos y falta de actualización en los giros para financiar las fuerzas de seguridad locales.

El debate que se abrió la semana pasada en la Legislatura por el proyecto que impulsa la administración de Daniel Scioli para crear fuerzas de seguridad municipales en los distritos del Conurbano tuvo una fuerte réplica por parte de intendentes de distritos del interior provincial, que salieron a reclamar por atrasos y falta de actualización en los fondos que gira el gobierno bonaerense para financiar las Policías Comunales.

Alcaldes del oficialismo y la oposición de distritos donde funcionan esas fuerzas de seguridad locales aseguran que el presupuesto que se envía desde La Plata para cubrir los gastos de mantenimiento de los patrulleros, de combustible y de las “cajas chicas” no alcanza. Y explican que sus municipios deben destinar cada vez más recursos propios.

Las Policías Comunales fueron creadas en 2004 para los distritos de menos de 60 mil habitantes. Son controladas por los intendentes, una metodología que ahora podría replicarse para los municipios de mayor envergadura, básicamente del Conurbano, a partir de los proyectos que se debaten en la Legislatura para la creación de las denominadas “Policías de Prevención Municipal”.

Pese a que el sistema ganó con los años cada vez más defensores entre los intendentes del interior, los problemas presupuestarios nunca terminaron de resolverse. El esquema de financiamiento que se establece en los convenios por los cuales los distritos adhieren a las Policías Comunales contempla que la fuerza se mantendrá con dinero de las arcas municipales más un porcentaje que debe enviar la Provincia.

En rigor, el convenio del Foro Político de Intendentes de Policías Comunales establece que el volumen de los fondos debe revisarse anualmente. Pero el incremento de costos en combustible y repuestos para las patrullas, entre otros, hace que las comunas deban aportar cada vez más presupuesto propio.