Reclamo de los vecinos ante falta de mantenimiento.

A instancia de los vecinos, nos trasladamos hasta Martin de Gainza y Anastasi y allí pudimos comprobar que se trata de una esquina que anteriormente habíamos reportado como peligrosa y destruida. Más aún, recordamos que un neumático de camión había sido colocado como endeble protección sobre un pozo abierto. De esto pasaron unos meses y ayer pudimos ver que el neumático continúa en el mismo lugar. Los pozos, algunos frente mismo al ingreso de ciertas propiedades, acumulan agua creando una zona de barro perpetuo por la que resulta muy incómodo transitar.

Hemos escrito antes que no nos resulta agradable martillar sobre el mismo clavo, pero vemos que los días que pasan se convierten en semanas y hasta en meses sin que se vislumbre siquiera el más mínimo cambio y, entonces, no podemos soslayar lo que es un alerta permanente y continuado que las autoridades parecen ignorar. Fuente: El Diario de Baradero.

El neumático ya forma parte del paisaje.

El agua acumulada frente al ingreso a las propiedades.