Terrenos ocupados: Llegó el agua corriente y se arregló la principal calle de acceso!

Ayer en una tarde desapacible, fieles a nuestro compromiso de no abandonar el tema de los terrenos ocupados en la zona vecina al Aeroclub Baradero, estuvimos en el lugar.

Poco a poco los moradores van mejorando sus viviendas que, aunque siguen siendo precarias, van cobrando un aspecto un tanto más confortable que el que se apreciaba durante los primeros días. A ello contribuye, en gran medida, la madera que se obtiene de los palets que es utilizada para cerrar las paredes que en principio eran mayormente de nylon. También se aprecia que la calle Emilio Genoud, que corre lateralmente al predio y es la principal para llegar a él, ha sido reparada y entoscada.

Los vecinos siguen sin energía eléctrica, cosa que sin duda los afecta y, en casos, pueden verse las heladeras que se usan como alacenas. Una buena noticia es que llegó el agua; una extensa cañería plástica recorre el predio y va surtiendo las viviendas que la reciben con beneplácito: “Con el agua corriente es otra cosa” nos dice la señora de Miranda, oriunda de Santa Cruz de la Sierra, con quien conversamos en la puerta de su casa. Agrega la mujer que su familia, esposo y tres hijos, habían adquirido un terreno pero que fueron estafados ya que nunca pudieron ocuparlo y el hecho de estar indocumentados fue aprovechado para consumar el timo del que participaron, según su versión, funcionarios comunales y también algún letrado local. Nunca pudieron recuperar el dinero pagado que con tanto esfuerzo había reunido por lo que se encontraban en total desamparo.

Como sea que haya sido la historia, la mujer todavía se siente un tanto avergonzada de haber tomado posesión de un terreno que no era suyo. Para atenuar su remordimiento le recordamos una máxima del general José de San Martín: “El que se ahoga no repara de qué se agarra”. Fuente: El Diario de Baradero.

El agua corriente llegó al sitio ocupado por los vecinos.

También fue arreglada la calle E. Genoud.