Parque Sarmiento: Notable recuperación de un espacio público!

El Parque Sarmiento fue fundado en el año 1911 habiendo sido planificado por el famoso arquitecto y paisajista francés de nacimiento y argentino por elección Carlos Thays, responsable, además, del diseño entre muchas otras cosas, de la actual Plaza de Mayo, el Parque Centenario y del Jardín Botánico de Buenos Aires, sitio en el cual vivía junto a su familia.

Tenemos los baraderenses la suerte de contar con el parque nombrado que ha sufrido, a lo largo de estos más de cien años de existencia, distintos procesos. Lo hemos visto bien, regular y, apena decirlo, la mayoría de las veces mal. Pero en los últimos años han sucedido dos cosas trascendentes en la vida de este parque: la arquitecta Lida Dates, afectada al plantel municipal durante muchos años, antes de jubilarse emprendió una remodelación importante del lugar que lo modernizó e iluminó sacándolo de la oscuridad en la que se hallaba inmerso y ahora, desde hace unos meses, gracias al esfuerzo de un trabajador municipal, Néstor Pérez, que realiza su trabajo en soledad, está como en sus mejores épocas.

Con paciencia y saberes adquiridos en su originaria tierra entrerriana, Pérez fue recortando ramas secas, aflojando y arrimando tierra a las plantas que lo necesitaban e hizo un trabajo de suma importancia cual es reabrir las canaletas de desagüe obturadas desde hace largo tiempo por el barro acumulado.

Da gusto pasear ahora por el parque, que se encuentra libre de basuras, con el pasto cortado y las especies cuidadas.

Durante nuestra estada en el lugar algunos vecinos que nos vieron se quejaron de los sucesos que allí se registran durante la noche, pero eso es harina de otro costal y motivo de otra nota. En esta queremos expresar nuestra satisfacción por la recuperación de un espacio público de importancia y elogiar una tarea bien hecha que, además, sirve para demostrar que son injustas las acusaciones que tantas veces se le hacen a los municipales, como si no fueran ellos iguales a cualquier otro trabajador. El Diario de Baradero

Las canaletas ahora están limpias y el agua corre con normalidad.

 

El pasto está cortado y los senderos limpios.

 

Las plantas con su tierra removida y arrimada.