Violencia en hospitales: buscan combatir las causas.

Distinguen a las agresiones internas, vandalismo desde el exterior y problemas de comunicación

¿Cuáles son los motivos que se detectan detrás de los hechos de violencia que estallan en los hospitales? El análisis de ocho episodios violentos denunciados en los últimos 15 días permitió arribar a las primeras conclusiones en este sentido: distingue una violencia interna, entre integrantes del equipo de salud, en la que los problemas de comunicación y el abuso de poder aparecen como los principales motivos. Y una protagonizada por personas externas a los establecimientos. En estos casos, se destacan los actos de vandalismo, seguidos por los episodios de violencia entre médicos y pacientes motivados por problemas en la atención, tales como las largas esperas.

Así surge del primer balance realizado desde que el ministerio de Salud provincial firmó un acuerdo con siete gremios para intervenir en conjunto en la corrección y la prevención de estos hechos.

En el marco de ese acuerdo ayer se celebró una reunión entre gremios y autoridades en la que se analizó el problema y se comenzó a definir qué datos constarán en el registro epidemiológico de episodios de violencia que se pondrá en marcha para determinar las causas, tomar decisiones, investigar el fenómeno y prevenir futuras situaciones conflictivas.

Dos tipos de violencia

Según indicó Cecilia Pozo, coordinadora del Programa de Prevención y Asistencia Médico Legal en Salud Pública, se trabaja en dos frentes. Por un lado hacia el interior del equipo de salud , ya sea entre compañeros o entre jefes y empleados. En este campo -que concentró la mayor cantidad de denuncias de los últimos 15 días- las principales causas detectadas pasan por el abuso de poder, las faltas de respeto y los problemas comunicacionales. “Problemas todos que hacen visible cuestiones relacionadas con la cultura de la organización sobre los que hay que trabajar”. apunta Pozo.

Los casos registrados de violencia externa en el período analizado, en tanto, fueron dos y en ambos episodios se trató de hechos vandálicos que requieren intervención policial: personas que traían la violencia desde afuera y agredieron al equipo de salud. Por ejemplo, la pelea entre bandas que, días atrás, derivó en que un delincuente ingrese al Hospital Alejandro Korn y amenace a un enfermero exigiéndole que reanime a un compañero muerto.

Pero también se detectaron otros hechos de violencia por una conflictividad entre médicos y pacientes derivada de causas vinculadas al sistema sanitario. Entre ellas figuran las largas esperas por parte de los usuarios, el desconcierto de los pacientes por falta de señalización, servicios que no dan respuesta, e irritabilidad y agresiones verbales, tanto por parte de familiares como de los miembros del equipo de salud.