Importante capacitación: “Programa Sembrador”, continúa la ayuda a escuelas rurales de Baradero.

El salón del Honorable Concejo Deliberante, fue el ámbito donde se llevó a cabo la instancia presencial de una capacitación que comenzó hace un par de semanas, sobre literatura para trabajar en escuelas primarias, a la que asistieron docentes y directivos de las escuelas rurales del distrito Baradero. En dicha capacitación, como se mencionó se está trabajando con escuelas rurales en el marco de un programa de ayuda a este tipo de escuelas, que se llama Programa Sembrador que llevan adelante las fundaciones Bunge y Born y Perez Companc, que lo coordinan y financian en forma conjunta.

El programa, representado por Constanza Ortiz, coordinadora del área de educación de la Fundación Bunge y Born, por Eugenia Díaz, del área educación de la Fundación Perez Companc y Pilar Gaspar capacitadora del área Lengua, tiene el objetivo de colaborar con la calidad y la educación en las escuelas rurales, principalmente tiene varias líneas de acción, una es la línea histórica, un programa que tiene más de cuarenta años que consistió en el envío de materiales a las escuelas, pero en los últimos años se le dio un vuelco al programa y sumaron otras líneas que colaboran con lo que efectivamente pasa dentro del aula. Según explicaron las coordinadoras, entienden que “los útiles son necesarios pero no suficientes para que haya un cambio importante cualitativo”.

El objetivo de este programa, es ofrecer al docente, cursos que les arrimen nuevas herramientas que le permitan generar nuevos espacios e intercambio entre ellos y un espacio de discusión.  “Al interactuar con sus pares, se sienten acompañados y comprendidos en cuanto a los desafíos que representa ser un docente/directivo rural. En la mayoría de los casos, terminan desarrollándose lazos de amistad y compañerismo, como también proyectos y actividades en conjunto”, analiza Constanza Ortiz.

Consultada sobre las impresiones que han recogido de los docentes capacitados, la especialista confía que se muestran muy agradecidos y se sienten acompañados con los llamados telefónicos que realiza el equipo de tutoría, y por la preparación y organización de la jornada presencial, uno de los momentos que más disfrutan. “La mayoría comentan que al haberse diseñado los cursos pensando particularmente en las escuelas rurales, pueden asimilar e identificarse con las problemáticas que se plantean, facilitando su puesta en práctica y generando un mayor interés y compromiso. El aprendizaje resulta muy significativo para ellos”, asegura Ortiz. Fuente y foto: El Diario de Baradero.

Constanza Ortiz, Eugenia Díaz.

Docentes de rurales del distrito Baradero.

 

 

Pilar Gaspar capacitadora del área Lengua durante la jornada.