Hablemos de fertilización en maíz tardío…

La fertilización es una de las vías por las que se puede mejorar la productividad del  cultivo de maíz. Algunos ajustes en la fuente, dosis, forma y momento de aplicación permiten mejorar la eficiencia del sistema, disminuyendo los costos y aumentando el rendimiento.

Las condiciones ambientales sobre las que se realiza la fertilización nitrogenada de maíces tardíos presentan diferencias respecto a los planteos tradicionales. La temperatura, insolación, disponibilidad hídrica, entre otros, son factores que afectan la volatilización del nitrógeno, una de las vías de pérdida de este nutriente hacia la atmósfera y que puede representar hasta el 40% del nitrógeno aplicado.

¿Qué es la volatilización?

La volatilización es una vía de pérdida de nitrógeno (N) a la atmósferLa fertilización es una de las vías por las que se puede mejorar la productividad del  cultivo de maíz. Algunos ajustes en la fuente, dosis, forma y momento de aplicación permiten mejorar la eficiencia del sistema, disminuyendo los costos y aumentando el rendimiento.a que se origina por las reacciones de hidrólisis de la urea en contacto con la humedad del suelo. La magnitud de las pérdidas está determinada por factores ambientales, factores de suelo, la fuente de fertilizante utilizada y su forma de aplicación.

Existen pérdidas significativas de nitrógeno al utilizar urea aplicada en cobertura o al voleo, por eso una práctica común es hacer la aplicación de urea incorporada al suelo de manera de reducir su contacto con la atmósfera y las consecuentes pérdidas.

El ingeniero agrónomo Gustavo Elias de Yara Argentina, en conjunto con el ingeniero Gustavo Ferraris de INTA Pergamino, desarrollaron un ensayo en la Estancia La Lucila, miembro de la Chacra Pergamino de Aapresid, con el objetivo de cuantificar las pérdidas por volatilización en un planteo de alta productividad de maíz tardío.

El ensayo consistió en evaluar dos fuentes nitrogenadas: urea y YaraBela Nitrodoble. Ambas fuentes se aplicaron al voleo y en el caso de la urea se evaluó también su incorporación. Las dosis probadas fueron 60 kg N/ha y 120 kg N/ha en ambas fuentes. Las mediciones de las pérdidas de nitrógeno por volatilización se realizaron en cámaras de capturas de gases. Las mediciones fueron realizadas 24, 48 y 72 hs; 7, 14 y 21 días post-aplicación.           
 
Los resultados luego de las aplicaciones de urea arrojaron pérdidas de nitrógeno en forma de amoníaco de alrededor del 40% del nitrógeno aplicado. Es decir, que de la cantidad de kilos que se aplicaron de fertilizante, casi la mitad se perdió como nitrógeno en forma de gas amoníaco a la atmósfera, incluso en aplicaciones de incorporación superficial de urea. En contraposición, YaraBela Nitrodoble aplicado al voleo presentó pérdidas menores al 1% en el tratamiento de 60 kg N/ha y de 2.7% cuando la dosis fue de 120 kg N/ha.

maiz [BaraderoHoy]