Renunció la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

Acorralada por las denuncias judiciales que pesan sobre ella, Alejandra Gils Carbó renunció este lunes a su cargo al frente de la Procuración General de la Nación. La funcionaria dejará el cargo a partir del próximo 31 de diciembre.

La jefa de los fiscales, que es cuestionada por el Gobierno de Mauricio Macri por ser muy afín al kirchnerismo, se encuentra procesada como coautora del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública.

Gils Carbó es investigada por la compra de un edificio en la calle Perón al 600 para que funcionen las oficinas de la Procuración. Por el inmueble se pagaron 43 millones de pesos y se abonaron comisiones que rondaron los 10,7 millones de pesos.