La Casa de la Mujer demostró todo lo realizado en el año en una agradable jornada

(NOTA CON GALERÍA DE IMÁGENES).- En la tarde del pasado sábado, quienes integran la Casa de la Mujer recibieron a la comunidad para festejar y exhibir todos lo trabajado durante el año mediante los distintos talleres brindados en el espacio que nació con la finalidad de escuchar las necesidades, las demandas, los intereses y las expectativas de las mujeres.

Con la presencia de la intendente Fernanda Antonijevic, el secretario de gobierno Martín Genoud, la directora de políticas de familia Cecilia Guariniello, la coordinadora de la Casa de la Mujer, Pía Fitipaldi, entre otras autoridades locales, talleristas y vecinos de la ciudad inició el cierre anual donde el epicentro fue el Centro Comunitario Santo Cura Brochero y allí todas las talleristas junto a sus alumnas hicieron una gran puesta en escena de las muestras de los talleres que se ofrecieron, ideados por la propia comunidad, como necesidad de nuestras mujeres y con la finalidad recreativa y de aprendizaje, como así de capacitación para poder realizar emprendimientos laborales.

En la demostración realizada en el playón decorado por las mujeres con mucha dedicación, hubo acción de los talleres en vivo de costura y crochet, cocina con unos ricos panes, peluquería con hermosos peinados, maquillaje de calidad, bailes de folclore, gimnasia y zumba, stand con carpetas de los adultos de las clases de primaria, muestra de fotos del Día Internacional de la No Violencia en conjunto con el taller de maquillaje, fotografía y peluquería, demostración de manualidades y taller navideño. Las Brocheras y EMA Mujeres en Acción exhibieron sus producciones; y hubo stand de asesoría de violencia de género con la presencia de las integrantes de la Comisaría de la Mujer. A su vez, expresión corporal para niño realizó un baile y el stand de salud también estuvo presente con una posta sanitaria haciendo controles de presión apostando a la prevención y concientización. Cabe destacar que en la jornada se dio a conocer el resultado del ropero comunitario para los más necesitados, donde se entregaron más de 2900 prendas en 6 meses. Al finalizar, actuó la Murga Baradero desplegando alegría y mucho color; y todos los participantes fueron distinguidos con un certificado.

Pía Fitipaldi, coordinadora de la Casa de la Mujer manifestó sus sensaciones luego de un año especial y de un notorio crecimiento: “Me siento muy halagada con este cierre de año, agradezco profundamente a todas las instituciones que se acercaron, a las áreas municipales y sobre todo a las protagonistas que siguen inscribiendo la historia y confían mucho en el espacio, se han superado las expectativas en cuanto a los objetivos del centro comunitario y vamos a seguir adelante porque esto recién empieza, y con todo el apoyo que tenemos de la comunidad va a ser una tarea un poco más sencillas. Agradezco mucho a las voluntarias porque hay mucha gente que viene con corazón solidario a hacer su aporte. Hay mucho para hacer y sensibilizar en las problemáticas sociales pero vamos por buen camino.”

Además del cierre anual, los organizadores aprovecharon a llevar adelante el emotivo acto en conmemoración al Día Internacional de la No Violencia de Género.