Comunicado de la empresa Quickfood: “Plan de readecuación productiva para la unidad de Baradero”

 

Quickfood S.A ha decidido llevar a cabo un plan de readecuación productiva cuyo objetivo es la continuidad y la sustentabilidad de la planta de fabricación ubicada en Baradero. Como parte de este proceso, la compañía se ve forzada a tomar la medida extrema de readecuar parte de su fuerza laboral como única alternativa viable para preservar la operación y consecuentemente, el resto de las fuentes de trabajo

En este marco, Quickfood S.A presentó en el día de hoy un Procedimiento Preventivo de Crisis ante el Ministerio de Trabajo de La Nación.

En los últimos años, se generó un aumento generalizado de los costos laborales, que hoy son aproximadamente un 50% superiores a los de sus principales competidores/al promedio de mercado. Al mismo tiempo, se han sumado de manera continua y constante costos a partir de categorizaciones excesivas que fueron producto de distintas presiones y/o razones sin relación alguna con la real posición y/o tarea a cargo del personal (el 80% del personal se encuentra en las categorías superiores, -más altas- del convenio), siendo que la actividad, de acuerdo con las categorías y tareas previstas en el convenio colectivo de trabajo, prevé una categorización mucho más baja. En este marco, la readecuación de parte de la fuerza laboral es la única alternativa viable para asegurar la continuidad de la planta productiva y resguardar así alrededor de 235 empleos directos.

Durante el último año, Quickfood S.A llevó adelante distintas iniciativas con el fin de evitar llegar a esta instancia límite. Entre las principales acciones que fueron realizadas se destacan:

  • Renegociación de tarifas con proveedores de insumos, repuestos y servicios.
  • Reducción de compras y manejo de stocks mínimos indispensables.
  • Implementación de una fuerte política de ahorro para reducir gastos en todas las áreas.
  • Extensión de plazos de pago a proveedores de 30 a 60 días.
  • Ajuste gradual de nómina.

La empresa está presente en el país desde 1982 operando con una visión de largo plazo. Desde 2015, ha desarrollado un plan de inversión de más de USD 15 millones (de los cuales, cerca del 50% corresponde a inversión en activos reales). Actualmente, genera empleo para más de 2000 personas en forma directa en sus plantas productivas ubicadas en San Jorge, Baradero, Arroyo Seco y en sus oficinas corporativas en Munro. La compañía mantiene un estrecho vínculo en las comunidades donde opera y es un actor social relevante desde hace más de 35 años.

Este plan de adecuación productiva y readecuación de su fuerza laboral -que implica una reducción de su plantel actual- que se está llevando adelante, permitirá asegurar la continuidad de la planta productiva de Baradero, para sostener su presencia a lo largo del tiempo.