¡Transforma tus desechos orgánicos en un recurso valioso!

El compost es un tipo de tierra que se obtiene de un proceso en el que microorganismos descomponen los desechos orgánicos hasta convertirlos en un valioso abono para la tierra.

Haciendo compost ayudas a reducir la cantidad de basura que llega a los basurales, y contribuyes con el reciclaje.

¿Qué desechos podemos utilizar?

– Pedazos de fruta y verdura

– Bolsas de infusiones y restos de café

– Paja y heno viejo

– Restos de plantas

– Flores viejas y plantas de macetas

– Malezas perennes

– Hojas de otoño

– Desbroces de setos duros

– Ramas podadas

– Aserrín y virutas de madera no tratada

– Cáscaras de huevo

– Cáscaras de frutos secos

– Lanas e hilos naturales

– Pelos y plumas

– Huesos de frutos (melocotón, aguacate, aceitunas, etc.)

– Ceniza de madera (espolvorear en cantidades pequeñas)

– Cartón, cartones de huevos, servilletas bolsas y envases de papel

– Periódicos (en pequeñas cantidades)

Si estas interesado en hacer compost, te dejamos un artículo para que leas: www.huertodeurbano.com/proyectos/como-hacer-compost/