La pregunta del siglo: ¿Para qué?… Una reflexión muy importante.

La profesora de patín artístico Elizabeth Álvarez publicó una importante reflexión para los padres y queremos compartirla.

“Tuve y tengo muchos chicos que encuentran en esta pregunta la posibilidad de escapar a lo que temen. El derecho a liberarse de cualquier esfuerzo o sacrificio a intentarlo.

¿Para qué? Si este deporte no paga, si nunca me ven bien, si no me sale, si no soy la mejor, si nunca voy a “llegar”, si no nací para esto, si mis papás esto o aquello, y todo por el estilo. Las excusas nunca terminan. El miedo se manifiesta.

¿Para qué? Yo siento que generalmente esta pregunta se engendra oculta en casa. La expectativa de tener un hijo único y exclusivo al que el mundo aplauda de pie en todo lo que haga es muy frecuente pero también mágico.

Decirle a tu hijo ¿Cómo quedaste? antes que ¿Cómo te sentís?. Presionarlo, machacarlo, reprobarlo, amenazarlo: “Si no entrenas tal cosa, si no competis tal otra, si no te sale entonces no servís…”Allí nace el “Para que”. En el miedo a no poder ser, que muchos llevamos dentro.

Nuestros hijos necesitan saber que no hay victoria que te asegure una vida triunfante. Y que no hay derrota que proponga una vida mediocre. Nuestros hijos desean sentir que una u otra pasará y que las virtudes que se arraigan son las que no se consiguen de otra forma mas que haciendo: la disciplina, el entrenamiento, el coraje, la tenacidad, el valor, las nociones de esfuerzo y sacrificio, el control del cuerpo y de la mente, en la responsabilidad de dirigir mi vida, de decidir mis metas, de elegir mis batallas, de corregir rumbos y la lista no termina nunca. Un chico debe sentir que todo lo que hace para su bien debe ser valorado, logre o no una medalla.

Cuando uno no tiene mañana solo hay “para que”. No perdamos de vista lo escueto de este cuento: lo que te llevas es lo que peleas, lo que dormís lo perdes. “¿Para qué?” PARA VOS. PARA SER. PARA DAR. PARA HACER.
SER TU MEJOR VERSIÓN SIEMPRE ES POSIBLE. SIEMPRE!!!”