Fernanda: “Tenemos que celebrar las transformaciones que hacen que una sociedad pueda progresar”.

El Jardín de Infantes N°908 desde 2016 avanzó a paso firme en su construcción, con el financiamiento mediante el Plan Nacional de Escuelas que es llevado adelante por el gobierno de la provincia de Buenos Aires y el gobierno de la Nación, inaugurando el ciclo lectivo con un emotivo acto de bienvenida.

Si bien la inauguración oficial se desarrollará protocolarmente en algunas semanas, autoridades municipales y del consejo escolar, concejales, docentes y vecinos de la ciudad se acercaron a acompañar el inicio del ciclo lectivo 2018 junto a los niños y niñas que comienzan la grata experiencia educativa junto a las docentes asignadas al mando de la directora Fernanda González quien agradeció el trabajo mancomunado que se realizó para que el Jardín de Infantes N°908 hoy sea una realidad.

Su edificio, que está ubicado en la calle Lenguitti entre Rodríguez y Santa María de Oro del distrito, cuenta con dos aulas y otras dependencias que reúne las condiciones necesarias higiénico-pedagógica con una matrícula tentativa de 35 niños de 4 y 5 años.

Después de que los niños le canten a la bandera por primera vez, la intendente Fernanda Antonijevic expresó su emoción por un nuevo logro en educación inicial: “Es una gran alegría estar hoy aquí porque desde las ruinas levantamos este edificio y vimos como se iba transformando el barrio y creemos que es fundamental en cada transformación que haya un establecimiento educativo. Quiero agradecerle a todo el plantel educativo del jardín, padres, familiares, el consejo escolar, el municipio y a nuestro presidente que gracias al Plan Nacional de Escuelas nos financió la obra.”

“Tenemos que celebrar las transformaciones que hacen que una sociedad pueda progresar, pueda crecer y que los más chicos puedan disfrutar y tengan la posibilidad de una educación igualitaria, inclusiva y por sobre todas las cosas con mucha alegría, aprendiendo jugando desde muy pequeños a todo lo que se van a ir enfrentando a medida que pasen los años. Estamos muy contentos con todo el plantel, faltan cosas por hacer y nos gustaría hacerlo entre todos, porque es sentirse parte de una obra nueva terminar de crear este jardín, cuidarlo mucho y que sea una semilla para muchos pequeños niños que van a seguir educándose aquí” concluyó la jefa comunal.

El jefe distrital Walter Mandel destacó el trabajo en conjunto para lograr que el Jardín de Infantes esté en condiciones, manifestando el orgullo de poder inaugurar una nueva institución educativa que en su construcción estuvo durante mucho tiempo en ruinas y después de 2 años de retomar la obra se inició el ciclo lectivo.

La obra es en el Plan Obras para la construcción de salas y jardines necesarios para escolarizar a chicos desde el nivel inicial en todo el país, con el objetivo de fortalecer la atención integral desde la primera infancia.