Baradero festejó los 403 años con un colmado acto protocolar.

En la mañana del miércoles la lluvia postergó los festejos del aniversario de la ciudad y finalmente sólo se concretó el acto protocolar que tuvo lugar en el Microestadio del Club Atlético. Una gran cantidad de vecinos, instituciones y funcionarios estuvieron presentes en la celebración.

La jornada inició desde muy temprano con la ofrenda floral al Monumento de Hernandarias, continuo con la Misa en Acción de Gracias por el Santo Patrono, que luego fue trasladado a la sede de la institución deportiva para iniciar al mediodía con el acto previsto y la bendición del Padre Lucas.

Con el talento de los artistas baraderenses Johanna Reynoso y Jonathan Reynoso en las voces y Josué Gauna en el órgano, sonó el Himno Nacional Argentino para luego proceder a la reseña histórica de la fundación de la ciudad y la lectura del sentido texto “Dulce veneración” compuesto por Nélida Baicochea y expuesto por su hija Sandra.

Luego llegó el turno de la intendente municipal Fernanda Antonijevic, que dio su discurso expresando lo siguiente:

“En 1615, a solo 35 años de la fundación de Santamaría de los Buenos Aires se fundaba nuestra reducción indígena a cargo de franciscanos por orden del primer gobernador criollo del Virreinato del Rio de la Plata, Hernando Arias de Saavedra, y en esas construcciones primitivas del Varadero, y en la incipiente conciencia colectiva de sus habitantes —indios, criollos y españoles— se diseñaba y construía la forma fundacional de nuestra nacionalidad. Luego se sumarían los inmigrantes europeos, suizos, italianos, franceses, croatas, irlandeses.

Al decir de nuestro escritor Hugo Pezzini somos la génesis, la esencia de la substancia argentina.

Y hoy aquí vemos también la “síntesis” de nuestros más de 400 años. ¿Que sería Baradero sin cada uno de ustedes, sin cada historia particular, sin nuestras instituciones, escuelas, familias, iglesias, centros tradicionalistas, clubes?

Baradero, somos nosotros, todos, con nuestros logros, nuestras frustraciones, nuestros sueños.

Y hoy en nuestro cumpleaños 403 quiero convocarlos al mismo desafío que asumimos hace algo más de dos años: el de traer al presente el Baradero que queremos.

Pensamos en un presente con futuro cuando reconstruimos los accesos a Baradero y Alsina, cuando hicimos la mayor inversión en infraestructura escolar de los últimos años en escuelas rurales y urbanas, cuando construimos dos nuevos jardines de infantes y una secundaria especial, el club social de innovación en la plaza Colón, el punto digital en la estación y cuando creamos el centro universitario.

El Baradero que queremos necesita reconstruir el valor de vida y cuidar a los más necesitados y por eso hicimos enormes esfuerzos para mejorar el Hogar del Niño, el Hogar de Ancianos, el Hospital, conseguimos dos nuevas ambulancias, reconstruimos el comedor Tita Arroyo y la sala Astigueta, creamos la casa de la mujer a la que concurren más de 400 mujeres que mañana cumple 1 año.

El Baradero que queremos sabe del valor de la historia y de la cultura y está recuperando el Centro Cultural Arturo Illia, que en los próximos días tendrán la ansiada sala de ensayos para músicos locales. Contagiamos el deporte: terminamos el gimnasio municipal más grande de la zona y lo pusimos a disposición de todos y sumamos más escuelas deportivas, más talleres culturales y musicales y los llevamos a distintos puntos de Baradero y las villas. Nuestro festival volvió a verse en todo el país y también apostamos a nuestras fiestas populares de Santa Coloma, Alsina y Portela. Estamos orgullosos de nuestros músicos, nuestros coros y nuestros ballets.

El Baradero que queremos necesita reconstruir los servicios públicos:

Cada intervención barrial integral a la que llegamos, como en el barrio Bernabé o Pompeya, cada obra hidráulica, de gas, luz, agua y cloacas, la reparación del tanque de agua, la repavimentación de la zona del hospital, el nuevo pavimento de Pueyrredón, de Santa María de Oro o de Malabia y las decenas de cuadras de cordón cuneta, el mejoramiento de los espacios públicos transforman para siempre la vida de nuestros vecinos y solucionan problemas del pasado.
Como la defensa costera, que anunciábamos el año pasado para protegernos de la siempre latente amenaza de crecida de nuestro rio.

Y hoy estamos aquí inaugurando la defensa, y el paseo que incluye a la Nueva Plaza de la Prefectura, esa que teníamos que devolver, después de desintegrarla para hacer frente a la inundación.

Y también necesitamos mejorar el centro, que ya se ve renovado y en pocos meses se terminará.

Le agradezco a Dios, y todos los que colaboran y trabajan junto a nosotros, a nuestra gobernadora y a nuestro presidente por los logros recientes.

Pero soy consciente, que por sobre todo necesitamos “reconstruir nuestra convivencia”, y para eso no alcanzan los nuevos patrulleros, las nuevas cámaras, el nuevo puesto de entrada o la nueva sala de monitoreo. Tampoco alcanza con reconstruir lo que destruimos como el registro civil, incendiado en la poblada y que ya logramos recuperar.

Para eso necesitamos y los invito a unir esfuerzos, como lo hicieron nuestros ancestros, para volver a ser el Baradero que añoramos.

Para encontrar entre todos el Baradero que queremos, para trabajar juntos por el pueblo que abrazamos desde chicos, el pueblo de la infancia y también por la ciudad del porvenir.

¡Feliz cumpleaños Baradero!”

 En los limitados festejos, debido a que la grilla de actividades previstas era aún mayor y no pudo desarrollarse por las inclemencias del tiempo, pero sí estuvo presente la delegación de artistas del Ballet Salteño “Alma Gaucha” y el cantante Lucho Arrieta, revelación y consagración en varios festivales provinciales y nacionales, que trabaja actualmente en la producción de su nuevo material.

Después de cantar el feliz cumpleaños con las tortas realizadas por quien comanda el taller cultural de cocina, la fiesta culminó con el desfile de fuerzas vivas, instituciones educativas, deportivas y académicas que desconcentraron el lugar.

Cabe mencionar que la noche anterior al acto, en la Sociedad Suiza se desarrolló el Encuentro que fue protagonizado por los Coros Agrupación Coral Baradero (Director: Juan Sebastián Concilio), el Coro Juvenil Baradero (Director: Juan Sebastián Concilio), La Cora (Director: Juan Sebastián Concilio) y el Coro Nazareno (Directora: Inés Aeschbacher).