“El desabastecimiento es real, mucha gente entra llorando a comprar insumos a la farmacia, la gente está asustada”.

Nos trasladamos hasta la ciudad de Lujan, donde pudimos dialogar con 2 baraderenses que se encuentran viviendo allí desde hace un tiempo. Nos comentaron la situación actual de la ciudad.

“Estamos en una situación de conmoción y alerta mundial. Hay que tomar todos los recaudos que nos dicen las autoridades”.

¿Cómo se vive la cuarentena allí?

“La orden se ha acatado realmente de manera maravillosa. Hay controles policiales como los hay en la mayoría de nuestra provincia.

Tengo compañeros que vienen de una ciudad vecina y desde la semana pasada cuando esto se solicitó, los detienen los controles policiales y los bajan de los vehículos si no tienen justificación alguna para circular.

Directamente les dicen que se bajen y se vuelvan a su casa.

Yo tengo que viajar desde Lujan a 30 kilómetros dónde trabajo y de 10 pasajeros, 9 somos trabajadores”.

¿Se ve movimiento de gente en la calle?

“Hay un tema de inconsciencia que lamentablemente queda en cada uno, por eso también tuvimos una gran cantidad de detenidos en nuestro país.

Salgo sólo para comprar algunos barbijos y cosas para el hogar, más que nada para reforzar un poco. Ni bien salgo de mi hogar hay un control policial que me preguntan a dónde voy y qué hago caminando por la calle. Pero repito, es muy reducida la visualización de personas.

Lamentablemente, no disponemos de la cantidad de profesionales o gente idónea para el trabajo. Además está la poca consciencia de la gente que no ayuda a paliar la situación.

Por eso hay que intensificar al personal policial en la calle”.

¿Crees que el hecho de que una persona haya fallecido víctima del coronavirus intensificó un poco las cosas en tu localidad?

“Lamentablemente la persona fallecida en Luján no era de acá. Era de San Andrés de Giles. Su movimiento nunca fue en nuestra ciudad, fue traída desde allí.

En cuanto a desabastecimiento, el Domingo anterior llamamos a las farmacias de turno para no salir y ninguna contaba con los elementos.

Lo que la enfermera me contaba era que había mucha gente que entraba a su comercio llorando para comprar productos. Estaban en un estado de agonía y pánico tremendo.

Claro que eso genera una mayor preocupación. Sea de afuera o no ocurrió acá.

En cuanto a desabastecimiento, no se conseguían barbijos y algunos elementos. En cuanto a lo alimenticio, hay un pequeño mercado central donde muchas verdulerías van a comprar porque es mayorista y tengo entendido que eso también cerró. Por lo tanto tampoco hay ventas de verduras”.

“La persona que falleció aca, no era de Lujan, era de San Andrés de Giles. Aunque si generó miedo en la población. Y el desabastecimiento es real, mucha gente entra llorando a comprar insumos a la farmacia, la gente está asustada.
El colegio de farmaceuticos de Lujan esta intentando solucionar la falta de insumos, porque hay cosas que directamente no se encuentran
Ojalá todos podamos tomar consciencia”

Compartí tu opinión!