Edgardo Aló: “Los derechos humanos no están del lado del humano derecho”

(NOTA CON AUDIO): En comunicación con nosotros se encuentra Edgardo Aló, padre de Carolina Aló la joven que en el año 1996 fue brutalmente asesinada por su pareja a 113 puñaladas. El pasado 28 de Febrero, su femicida Fabian Tablado recuperó la libertad.
 
Le consultamos su opinión sobre la liberación de presos a causa de la pandemia.

“Después de haber pasado lo que uno ha pasado nos damos cuenta que la Justicia siempre está mirando para un solo lado. La Justicia y los jueces están del lado donde les da la billetera.

Carolina no ha tenido ningún abogado que pueda apelar las 113 puñaladas ni tuvo ningún juez que pueda liberarla del cementerio. Estos asesinos y violadores no salen por una pandemia sino por una cuestión política.

Esperan que después de que pase la pandemia vuelvan como corderos a la cárcel. Nos toman de tarados o ellos son muy tarados.

La ley te está diciendo que un familiar directo no tiene la obligación de declarar contra su familiar. Vamos a tener miles y miles de prófugos que no van a volver a la cárcel, los vamos a tener en la calle. Tener 6000 presos en la calle que salen a delinquir es peor que un virus. Hay pruebas de que a las pocas horas de salir han vuelto a delinquir.

Me parece que la Justicia cree que la cárcel es un hotel. Quieren pedir los derechos que en su momento no respetaron hacia su víctima, que es el derecho a la vida.

Todo el trabajo que uno viene haciendo desde la Fundación Carolina se cae a pedazos por esta misma acción de la Justicia.

Los derechos humanos no están del lado del humano derecho. Los derechos han estado defendiendo al asesino, al delincuente, al femicida. Cuando pasa un caso de homicidio o lo que fuera, los derechos humanos van a ver cómo está el asesino en la cárcel pero nunca van a golpear la puerta de la víctima y ver cómo está su familia.

El gran peligro que yo estoy viendo es que al tener total descreimiento de la Justicia, también tenemos gran descreimiento de las leyes. La Justicia o el Gobierno nos están poniendo en una situación de defensa, lo que significa que vamos a tener que volver a tener justicia por mano propia.

Si la defensa de la vida es primordial, nos tenemos que defender nosotros porque la Justicia no está. Tenemos una Justicia que está representada por una mujer que tiene una venda porque no ve absolutamente nada; está sentada porque no avanza; tiene una forma de castigo que es una espada muy oxidada; posee una gran túnica con bolsillos que no se ven pero se usan. Aquí el que tiene plata realmente hace lo que quiere.

Cuantos más presos hay es mejor porque hay más recaudación. Cada preso tiene que depositar algo mensualmente para que esto pueda funcionar de paredes para adentro. Antiguamente se le dejaba al preso un monto X de plata para que cuando salga pueda conseguir trabajo, hoy se le paga mensualmente y se le deposita en una cuenta que se le da al familiar.

Muchos años tuve que tener policía en la puerta de mi casa porque al servicio penitenciario no le convenía que yo hable de esto.

No se olviden que la cárcel que tienen allá en Baradero es una unidad abierta que tiene los alambrados cortados y los muchachos salen a la cárcel a buscar falopa. Tablado salió de ahí, fue a la casa de la mujer y le dijo que él salía cuando quería. Fíjate vos como se arman los crímenes perfectos desde adentro de la cárcel”.

Por último, le consultamos si sentía que en todos estos años ha tenido justicia: “Tenemos un Ministerio de Injusticia donde en la mayoría de nuestro país a los delincuentes se los cuida y se les da beneficios. Hoy ser asesino y delincuente te da la posibilidad de tener más derechos que cualquier otra persona”.

A continuación, la nota completa:

Compartí tu opinión!