Peluquerías, otro rubro flexibilizado en la cuarentena

(NOTA CON AUDIO): Dialogamos con Cecilia Farias, peluquera y propietaria de “Lucía la Santa”.

“El peluquero está continuamente sobre el cliente. Me parece que las medidas de prevención son adecuadas.

Hay peluquerías como la mía que no tengo empleados y la verdad lo agradezco. Porque el comerciante que los tiene y tiene que pagar cargas sociales, alquiler y el sueldo de los empleados no sé cómo hace para sobrevivir en esta época.

El gobierno larga un montón de líneas donde ayuda al comerciante, al empresario y al que no tiene nada. Pero en mi caso particular no pude ingresar en ninguna de esas 3 líneas porque soy docente y percibo un sueldo del estado. Tengo que esperar que la suerte me ayude.

Trabajo dentro de las pautas que el gobierno municipal me permite y estoy con la mitad de los clientes que tenía antes. En Lucía la Santa esperamos a la gente que tenga ganas de venir y cortarse el pelo. Estamos frente a la Plaza Colón con una vista maravillosa. Es un lugar donde no solo van a encontrar a una peluquera sino también una amiga”.

Por otro lado, dialogamos con su marido Mauro Fonseca fotógrafo de revista Caras.

“Ahora que no hay fiestas ni eventos es un bajón bastante grande. El periodismo está cambiando muchísimo igual, estamos todos cruzando una crisis de varias aristas.

Hicimos una nota a Pepe Vega agradeciendo a la gente que se arriesga y sigue vendiendo las revistas para que lleguen a la gente.

Mi Instagram es @fotosmauro”.

 

Comenta con Facebbok