“Hay que ejercitar la paciencia”

El deporte y la cuarentena no van de la mano en estos momentos. La mayoría de los deportistas sufren la abstinencia de hacer lo que tanto les gusta. Lo que les hace bien. En Nuestra Mañana conversamos con un matrimonio feliz. Pablo “Lechón”Gallardo y Mariana Mármori. El ciclista y ella profe de educación física y de yoga. Aquí algunas de sus reflexiones.

Dice Pablo: “Necesitamos pedalear afuera, correr afuera… que te pegue el sol en la cara por lo menos. Y es difícil de llevar. Estaba haciendo 2 horas diarias, que son unos 50km más o menos. Hace unos cuantos años hice una inversión en un rodillo que es un sistema para pedalear. Como si fuera una bicicleta fija utilizando la bicicleta que se usa para entrenar. Pero me aburro entrenando así. Eso sí, todos entrenan de esta forma, el que está fabricando los rodillos se llenó de plata.

En Baradero somos privilegiados geográficamente porque los lugares que tenemos para entrenar son infinitos, para mantener la distancia social y todo lo que tenemos que cuidar. Tendríamos que aprovechar eso”.

Dice Mariana: “Yo tengo mi ingreso de la jubilación docente. Soy profesora de yoga y si dependiera de eso estaría complicada. Con respecto a lo que pasa, al principio lo viví con un poco de paranoia, de miedo. Después empecé a aceptar nuestra realidad y salir con todos los recaudos. Nuestra vida cotidiana no va a ser lo mismo cuando podamos salir de todo esto. Y tiene que haber un debate con el tema de la vacuna.

Hay días que estamos como fastidiosos, pero solo nos queda seguir ejercitando la paciencia porque no nos queda otra.

Con respecto a la posibilidad de dar yoga a través de las redes sociales nos comenta: “me resistí siempre al tema del video, no estaría haciendo lo que pretendo transmitir en una clase. Prefiero una llamada y decir hace tal ejercicio, hace tal estiramiento. No me siento cómoda con las clases por video. El otro día leí que hay provincias que permiten salir al profesor con 2 alumnos al aire libre. Eso estaría bueno. Te vas a un lugar dónde exista la distancia y tranquilamente podes hacer una clase. Pero también va en la conciencia de cada uno, es como salir con el número de documento ahora. ¿Quién me va a controlar si es par o impar? Pero yo se que hoy no tengo que salir entonces no salgo. Tiene que ver mucho con la educación de la gente”.

Compartí tu opinión!