Diego Touzet – SOBREVIVIR O TRASCENDER. “Si queremos hacer algo en la vida y que nos vaya bien tenemos que vencer al desánimo”.

NOTA CON VIDEO

En Nuestra Mañana tuvimos una charla muy estimulante con Diego Touzet, referente de MAC, quien nos habló sobre una cuestión que se nos plantea a todos en estos días de tanta incertidumbre: ¿Queremos trascender a todo esto o solo pasarlo y sobrevivir?

“En estos días trabajando con algunas personas en referencia a supervivencia o trascendencia me encontré con varias personas, gente preparada, profesionales, que tenían más ganas de sobreivivr a lo que están pasando que trascender. Querían tirar la toalla. Ahora es donde ponemos a prueba nuestra capacidad mental de trascender a lo que estamos pasando”.

“¿Quiero sobrevivir? Muchas personas por la crisis quieren escaparse. Decidir trascender es decir: me voy a reinventar para trascender la crisis que estoy viviendo. Muchos emocionalmente están siendo vencidos por esta crisis que pasamos todos. La decisión está en el cerebro de cada uno”.

 “Tenemos que pensar en el estado de ánimo. Los humanos pueden tener un estado de animo de desánimo o de alegría. El estado de ánimo depende de las decisiones que tomo emocionalmente en mi mente. La mente empieza a tener pensamientos que son disparadores de emociones. Cuando una emoción se repite por mucho tiempo se fortalece y el mismo cerebro hace que la red neuronal se encienda y que la persona empiece a tener desanimo constante. Si durante muchos meses o años formo una red neuronal de desánimo, eso hace ahora que el cerebro lo lleve a estar triste y desanimado. Lo contrario sucede si cambiamos el modelo de pensamiento. El esfuerzo es dentro del cerebro. El gran enemigo que yo encuentro es el desánimo, mucha gente desanimada. Si queremos hacer algo en la vida y que nos vaya bien tenemos que vencer el desánimo. Hay que tener mucho cuidado con lo que en el cerebro se está gestando como pensamiento, porque lo pequeño se puede hacer grande”.

“Los pensamientos si los dejamos crecer, nos pueden dañar, sobre todo si son desánimo y desaliento. Pero si son buenos pensamientos nos pueden hacer bien. Lo que no es importante se vuelve importante dentro del cerebro. Hay que hacer una gestión de pensamientos. Aprender a escuchar qué está hablando mi cerebro inconscientemente, prestarle atención. Tengo que saber bien cuáles son los pensamientos fuertes en mi cerebro, y desenchufarlos si son negativos”.

“Ordenarle al cerebro que piense diferente. Cuando hiciste eso y frenaste el pensamiento de angustia lo que hacés es desconectar esa red y conectás una red nueva que se inicia con dos neuronas, una nueva sinapsis. Cuando decís “hoy me va a ir bien” el cerebro empieza a conectar neuronas en nuevas sinapsis que van a generar la conexión con la alegría dentro de tu mente”.

“Una vez que entro el estado emocional en tu vida se vuelve algo recurrente todos los días. Son recursos que Dios nos da para saber cómo funciona el cerebro”.

“El medio ambiente estimula el cerebro. Como ejemplo tomemos una persona que viene a recuperarse de adicciones. La neurociencia recomienda que la persona recuperada no vuelva al mismo lugar donde vivió, porque cuando empiece a ver las casas y su barrio el cerebro se estimula. Cuando vuelve al lugar, la red neuronal que se había desarmado el cerebro vuelve a fortalecerla y es muy probable que esa persona recaiga en la adicción porque su cerebro lo exige”.

“Así como el estrés, el miedo y el desánimo se contagian tenemos que ver el ambiente donde nos movemos, porque también el positivismo, el ánimo y la alegría se contagian”.

“En este tiempo donde decidimos trascender o sobrevivir recomiendo a la gente que usen una agenda porque ayuda muchísimo al cerebro a concentrarse lo que tienen que hacer, recomiendo agendar también no hacer nada, decidir no hacer nada, descansar, relajarse. También recomiendo hacer ejercicio durante 30 o 40 minutos para activar la dopamina que genera felicidad y generar pensamientos que te hagan trascender y no sobrevivir”.

Mirá la nota completa haciendo click en la imagen.

Compartí tu opinión!