Leo Camacho: “Trato de vivir al máximo el día a día, de disfrutar y aprender. Estoy abierto a lo que me pueda traer la vida”.

En Nuestra mañana nos comunicamos vía streaming con Leo Camacho, el futbolista sanpedrino que jugó en Atlético y Sportivo hace poco tiempo.

Nos contó que hace unos meses está viviendo en Baradero, que ya se recibió de Profe de Educación Física y que no sabe que le deparará el futuro. “Uno planifica muchas cosas y de pronto aparece algo que nadie pensaba y te desconfigura todo. Trato de vivir al máximo el día a día, de disfrutar y de aprender. Estoy abierto a lo que me pueda traer la vida”.

Aunque ahora el sueño del fútbol parece lejano, Leo siente que hizo lo posible por llegar lo más lejos. Y nos relata cuando jugó en Perú. “Un amigo me recomendó con un representante que estaba en Perú, de un día para el otro agarre el bolsito y dije: papi y mami tengo un sueño que quiero cumplir. Y me apoyaron como en todo lo que emprendo, eso es un privilegio y un honor para mí. Y me fui en colectivo sin pensar que eran 3 días de viaje eterno. Estuve en Unión Huaral, en la zona de la costa de Lima, clima muy lindo, sierras, la pasé muy bien. Jugué un año en 2da División pero me volví porque estar lejos de tu país y tu familia no es fácil”.

Estando lejos, Leo recordó su etapa en Arsenal de Sarandí, en dónde estuvo persiguiendo sus sueños futboleros desde chico. “De los 13 a los 20 años los pasé en una pensión apostando de lleno para conseguir lo que quería. Y estaba descuidando muchas cosas. La competencia te lleva a hacer todo de manera extrema y ahora veo que hay cosas, sobre todo la familia, que no hay que descuidar. Es tiempo de parar y de darle importancia a la familia y buscar otros proyectos, que fue en este caso, la Educación Física. Di todo lo que tenía y no me alcanzó. No es fracaso, el fracaso es una palabra muy fuerte, puede lastimar a una persona y dañarla, mejor es pensar en derrota. Puede ser una derrota y también un aprendizaje. En ese momento no me alcanzó, no pude dar lo que me estaban pidiendo y hoy soy lo que soy gracias a todas esas experiencias. Lo lindo es que vamos aprendiendo”.

Con respecto al ascenso al Federal B con Atlético, el defensor nos cuenta que “la experiencia de pertenecer a un grupo y que te demuestren valor hace las cosas más sencillas. Fue muy importante para mí. No me esperaba jugar un Torneo Federal, estaba en Paraná tomándomelo como un hobbie. Salió todo lindo, gracias a Dios pudo darse ese campeonato”.

Después de ese momento glorioso, Leo cruzó de vereda y se puso la camiseta del Lobo. “En Sportivo fue un poco complicado la decisión de ir porque ya había tenido un pasado en Atlético y siempre me maneje desde el lado del respeto. Recuerdo un equipo muy sólido con un cuerpo técnico de los mejores de la zona”.

En el final, nos dice que no sabe si seguirá ligado al fútbol como jugador o desde afuera y que está abierto a todo lo que pueda pasar.

Ver video de la entrevista a continuación en el siguiente link

https://www.facebook.com/watch/live/?v=725650408287744

Compartí tu opinión!