Chay Solís – “La vida me enseñó a ganar y a perder y a disfrutar de perder también”.

NOTA CON VIDEO

En Nuestra Mañana tuvimos el privilegio de charlar vía streaming con el Chay Solís. El ex boxeador está viviendo en Los Ángeles hace 2 años. El Chay hace un análisis de su vida fuera de Argentina. Nos cuenta como se siente. Hace un análisis sobre las diferencias sociales que puede ver y con una particular filosofía de vida nos da un paseo por su experiencia en el gran país del norte.

Son muchas cosas las que me pasan en este momento, si te hablo del Chay te digo que siente mucho su patria, su bandera, su familia y su gente, siempre fue muy sensible, puede haber un chay Solís deprimido porque extraña sus afectos su cultura y su tierra. Si te habla El Chay al que siempre le gusto progresar estoy en el lugar indicado porque me va muy bien, si bien hay un comienzo difícil ahora las cosas mejoran”.

“En el trabajo me va muy bien pase de aprender mucho a ver que me va cada vez mejor y eso está acompañado del sueldo. Hoy trabajo en bajo voltaje, en automatización de casas, los super millonarios automatizan la casa y controlan todo el funcionamiento de la casa como el control de las luces cargar y descargar la piscina, manejar alarmas y cámaras, encender la tv o escuchar música por toda la casa, Todo controlado desde el celular. Todos millonarios, trabajo en Hollywood y Beverly Hills toda esa zona. Es un lugar de lo más top pero también tiene un plus que es mucho más caro todo acá”.

“Tenés que estar un poco loco para estar acá y hablar poco inglés. Yo vine con un contrato con una empresa de boxeo, cuando llegué a las 2 semanas me di cuenta de que el que me trajo era un mentiroso, un soñador que estaba lejos de la realidad. La sociedad acá está muy enferma con la indisciplina y con muchos problemas de conducta, la argentina no tiene nada que envidiarle a estados unidos. Pensás que llegas acá y todo es ideal y no es así, uno idolatra al país como que está todo bien y no está todo bien, hay inseguridad. Es cierto que la policía actúa pero igual las cosas pasan”.

“Acá la gente ni vota, no le dan pelota a la política porque no tienen problemas económicos, el político en Latinoamérica le pisa la cabeza a la gente para que necesite del político, nos someten a ellos. Nos enteramos que un político o sindicalista le compró una casa a su amante y el pobre al que tiene que representar no tiene para comer. Es muy enfermo eso”.

“El ambiente en el que me manejo no lo quieren a Trump”.

“Yo me vine porque no me quedaba otra. Me fue mal en el negocio, perdí, perdí, perdí y no tuve otra opción que venirme para acá”.

“Cuando me despegue de aquel manager payaso le hablo a mi señora y le dije que me iba a quedar acá. Estaba solo y en la calle, sin nada sin teléfono sin plata y le puse el corazón como siempre. A los 8 días había conseguido trabajo, 4 días después conseguí donde vivir. Empecé de jardinero, después en la construcción con un árabe, sin saber inglés yo ni español él y laburé mucho. Después me cruzo con un vecino que me dijo que me veía para otras cosas. Me crucé a esta industria me fue bien, cada vez mejor, ahora me pasé a otra empresa y me llaman porque saben que trabajo bien y eso les gusta porque soy disciplinado y trabajador”.

Su visión sobre la pandemia.

“Tengo varios puntos de vista, los millonarios no le hacen caso, no se cuidan ni hacen distanciamiento social. Por el otro los de clase media entraron en pánico y vaciaron los supermercados, se compraron todo, un pánico absurdo. Hicieron lo contrario a distanciarse. Yo tomo consciencia y cuidados, pero no entro en pánico. Independientemente de que me cuido mucho creo que esto es una gran mentira que les conviene a muchos países para que otros se vean afectados económicamente. Creo que sí existe la pandemia y que está matando abuelitos pero los medios de comunicación y los hospitales tienen mucha guita para meter el pánico a la gente”.

“La vida me enseñó a ganar y a perder y a disfrutar de perder también. Yo creo que en 5 años vuelvo. Lo tengo decidido y planificado, con mi mujer lo hablamos y hacemos planes para aprovechar los tiempos.

“Hay que salir adelante con trabajo esfuerzo y perseverancia, conducta sobre todas las cosas”.

“La vida es corta y hay que disfrutar de descansar un domingo, pero también de volver el lunes a laburar”.

Chay también nos cuenta como disfruta de estar cerca de su hijo de 2 años y de lo importante de estar unidos en familia para poder cuidar a los hijos y de “disfrutar cada cosa de la vida, lo bueno y lo malo porque en todo hay una enseñanza”.

Mirá la nota completa haciendo click en la imagen.

Compartí tu opinión!