Sofía Pando –  “Se construye un vínculo muy rico en las rondas. Es muy importante para la mujer y para quien la acompañe que se sientan contenidos”.

NOTA CON VIDEO

En el streaming de Nuestra Mañana recibimos a Sofía Pando, quien es parte de Enlaces Terapéuticos. Sofía nos habló sobre la importancia del proyecto de parto respetado en nuestra ciudad y sobre la red de contención que se abre en las rondas de crianza que brindan desde Enlaces. Acá algunas frases destacadas que nos dejó Sofía y el link para ver el video completo al final del texto.

“Ayer participamos del conversatorio sobre parto respetado que se hizo desde el municipio. Fue muy interesante lo que se intercambió con la organización de Areco viendo como ellas construyeron un espacio de parto respetado. Nos dieron muchos recursos para acompañarnos a las mujeres y a quienes están gestionando algo para que en nuestro hospital y en nuestra ciudad se logre la aplicación de la ley de parto humanizado. Es un camino de hormigas que puede ser largo pero que puede tener muy buenos frutos y sobre todo si se hace en función del bien común.  Se habló también de la necesidad de la educación acompañando este movimiento”.

¿Estamos lejos de que llegue el parto respetado?

“No quisiera pensar que estamos lejos, sí me parece que hay mucho trabajo por hacer puertas adentro en relación al cambio de paradigma y mirada hacia la mujer gestante. Estamos encaminados, hay una enorme predisposición humana y política, están queriendo que esto sea y es un gran punto a favor para que sea realidad”.

La situación emocional en pandemia.

“Hay muchos miedos y ansiedades. El aislamiento pone en la superficie cuestiones de la vida interna de cada uno que por ahí antes funcionaban distinto en la rutina, el aislamiento la perdida de la escolaridad y la sociabilización han puesto en el tapete de la vida de cada uno cosas como el insomnio y la ansiedad. En mi trabajo acompañando madres en la crianza y el puerperio veo que muchas cosas se fueron intensificando. Algunas mujeres aisladas sin su red de contención se vieron muy afectadas. En la primera infancia y en el adulto mayor es donde más se pueden ver las consecuencias, es muy difícil explicarle a un niño que se puede que no y hasta cuándo va a ser. también les pasa a los adultos mayores, se viven de otra manera en esos extremos de la vida”.

¿Como entras vos en la red o tribu de crianza?

“Entramos todas por la misma puerta que es la maternidad y como nos atraviesa. Nos fuimos conociendo desde el haber sido madre, compartimos las rondas de crianza que fuera de la pandemia era una vez por mes presenciales y ahora funciona de otra manera. Pero surgió por la necesidad de juntarnos a compartir las experiencias. Con Luciana Franco y Liliana Cartocio nos juntamos y empezamos a formar esta red. Una red que se hace entre las mujeres mismas que siguen compartiendo eso por fuera del espacio de la ronda. Eso es lo importante de la ronda te acompaña desde un lugar simplemente humano más allá de los recursos de la profesión de cada una, no se bajan líneas, sino que se va acompañando e informando”.

“Se construye un vínculo muy rico en las rondas. Me he encontrado con mujeres de diferentes edades, mujeres que conocía solo de vista y se construye un vínculo en este momento bisagra que es el puerperio donde la mujer puede estar desarmada y en ese desarme nos sostenemos. Se trabaja poniendo mucho el ojo y el énfasis en el secreto grupal, el que garantiza que ese espacio sostenga y sea contenedor para que la mujer se abra y pueda compartir sus sentimientos. Es muy importante para la mujer y para quien la acompañe que la mujer se sienta contenida, eso hace que pueda descomprimir y pedir cosas que necesita y que quizás sin este espacio no las podría decodificar”.

“Para contactarnos pueden encontrarnos en la página de Enlaces Terapéuticos en Facebook. Actualmente nos encontramos de manera virtual cada 15 días y compartimos ahí. Es un espacio que funciona bien, la ronda en contexto de pandemia funciona mucho mejor que en tiempos normales lo que muestra la enorme necesidad de un espacio de acompañamiento y seguimos ahí tejiendo y acompañándonos”.

Mirá la nota completa haciendo click en la imagen acá abajo.

Compartí tu opinión!