Dr. Ramiro Mansilla – “Haciendo una evaluación hoy estamos mucho mejor de lo que pensábamos a principios de abril. Veíamos un panorama peor para esta altura del año”.

NOTA CON VIDEO

Hoy recibimos la visita virtual del Dr. Ramiro Mansilla, con quien hablamos de sus comienzos en la profesión, su pasión por la cirugía y la atención de trauma. Ramiro también nos contó como transitan esta pandemia desde el interior del mundo de la salud.

“Estuve el fin de semana aislado unos días a la espera del resultado que llego el día de ayer y fue negativo. Yo cumplo funciones en terapia intensiva y en quirófano tanto en el Hospital como en el Sanatorio OSPREM. La terapia en este momento está sin pacientes. Tenemos una terapia nueva que está a la altura de las circunstancias”.

Un viaje de estudios a Colombia

“En Colombia hay mucho de trauma (Urgencias, accidentes o eventos de gravedad) y terminando mi especialidad de cirugía me dieron la posibilidad de elegir donde hacerlo. Como me gusta el trauma elegí irme a Cali, Colombia donde hay mucho de trauma en un hospital de alta complejidad con un alto porcentaje de heridos, unos 50 por día son heridas de bala, de machete y demás. Hoy sigue siendo uno de los lugares para formarse en esta especialidad de trauma. Donde después de un entrenamiento intensivo de 5 días ya podés formar parte del equipo lo que te permite una formación muy importante. En ese momento estaban muy activos los paramilitares y secuestros, había muchos atentados también. Estuve 3 meses trabajando en la época de las fiestas donde hay mayor cantidad de casos de traumas”.

“Yo terminé la especialidad en el año 2001 y me vine a trabajar a Baradero, aunque mantuve la actividad en algunas otras ciudades hasta radicarme definitivamente en Baradero”.

¿En qué momento dijiste quiero ser médico?

“Yo estaba en tercer año de la secundaria buscando algo para estudiar, pensaba en ser ingeniero agrónomo y después en una charla con mis tíos los escuche a ellos hablar con estos términos que parecen tan raros, ahí me pico este bichito y empecé a perfilarme para estudiar medicina. Es una carrera con una alta demanda de estudio y requiere mucha práctica, es una carrera exigente y que demanda mucho”.

“La elección de la especialidad tiene que ver con esto de que me gusta la sangre. Lo imprevisto necesita de tu reacción urgente y de resolver una situación o patología con una intervención quirúrgica. Ya durante la carrera tenia definido que mi especialidad iba a ser cirugía”.

¿Cómo estás viviendo este momento tan atípico?

“El único recuerdo que teníamos de una pandemia fue el del 2001 con el H1N1 pero que paso rápido. Estamos un poco cansados como toda la sociedad, pero especialmente la salud que venimos con una alta carga de trabajo desde marzo. Haciendo una evaluación estamos mucho mejor de lo que pensábamos en principios de abril donde veíamos un panorama peor para esta altura del año. Nos influyo mucho la información que llegaba de Europa donde nos advertían de que nos podía llegar a pasar y preparamos un escenario mucho peor, la situación hoy está controlada en el sentido de que no tenemos los números que proyectábamos en aquellos primeros momentos”.

“Todas las semanas hay muchas charlas, se abrió la comunicación en pandemia, hoy en día hay muchas charlas semanales. Yo trato de entrar a las charlas de las asociaciones argentinas de terapia intensiva y de infectología y lo que están esperando es la llegada de la vacuna. La mayor expectativa esta puesta ahí en las vacunas. Ningunas de las terapias utilizadas hoy son curativas por eso las expectativas vienen poniéndose en la vacuna”.

“El problema de la inmunidad de rebaño es que pase como en Brasil y EEUU que el sistema sanitario colapsó y hubo que elegir a qué pacientes atender y la cantidad de muertos es muchísima”.

“Estamos con el personal justo, sobre todo en terapia Intensiva, no todos saben manejar un respirador y ese es el punto crítico. En las salas generales estamos bien pero el punto crítico está en terapia”.

“No va desaparecer la enfermedad por eso es importante recalcar las medidas básicas de cuidado: distanciamiento, higiene de manos y cubrir boca y nariz”.

Mirá la nota completa haciendo click en al imagen.

Compartí tu opinión!