Elizabeth Álvarez – Patín Artístico – “Yo soy una apasionada del patín, a mí me gusta enseñar. Lo que quiero es que sientan pasión por lo que hacen y los disfruten”.

NOTA CON VIDEO

Con 30 años de trayectoria en el patín baraderense Elizabeth Álvarez es sin dudas la referente del patín artístico en nuestra ciudad. Hablamos con ella por Streaming haciendo un repaso por su carrera y el momento por el que pasa el patinaje artístico en esta época.

Acá algunas de las frases destacadas de Elizabeth y el video completo al final del texto

“Mantengo contacto con muchísima gente, madres e hijas que están patinando juntas así que es muy fuerte lo que me une”.

Con los alumnos y alumnas “desde el día cero estamos en contacto, pensábamos que esto iba a durar menos, no hacíamos clases sino que me mandaban videos con ejercicios. Después vimos que iba a ser largo y planificamos clases. Desde el principio tenemos a los alumnos trabajando todo el tiempo. Por suerte le hemos encontrado la vuelta. Muchas veces no encontramos el tiempo para el trabajo físico y ahora con esto han mejorado mucho la parte técnica, diría que en un 90 por ciento se ha mejorado, así que le sacamos mucho el jugo a eso”.

“Se extraña el contacto personal, a veces hacemos charlas no solamente la clase, hacemos meriendas, hacemos muchas cosas fuera del patín que nos mantienen conectadas”.

“En capital empezaron a entrenar todos, si no tienen espacio al aire libre lo hacen en plazas. Todas las plazas de Buenos Aires que tienen cancha de básquet están copadas por patinadores”.

“El tema en Baradero es de edad no de espacio. El protocolo está armado para más clases de menos gente con espacios para cada uno, para que no se caigan donde cayó otro. El tema es que la mayoría de los patinadores son menores de 14 años y el protocolo en Baradero está habilitado para gente entre 14 y 60 años”.

¿Cómo está la capital?

“La gente es medio inconsciente, en el lugar donde doy patín vamos a horarios donde no hay nadie y con un máximo de 5 o 6 personas. Pero en esos mismos espacios, en otros horarios, veo grupos de 20 personas que se toman de la mano, veo gente tomando mates… veo de todo”.

¿Cómo te metiste en este mundo del patín?

“Yo iba con mi hermana a River, vimos patín y dijimos “esto es lo nuestro”. Con nuestros ahorros compramos los primeros patines y nunca lo dejamos. Después estudiamos otras cosas que nada que ver y la vida me llevó de nuevo al patín. Estudie Técnica de laboratorio, trabajé unos dos años después de que me recibí y una cosa u otra me llevó al patín”.

¿Cuál es el objetivo de la escuela de patín?

“El objetivo principal es que disfruten lo que hacen, si veo que un patinados reúne las condiciones para llevarlo al máximo lo llevo. Pero es importante que se diviertan. Llegar a un nivel alto es estresante, entonces lo tienen que disfrutar porque si no después tienen un mal recuerdo. Yo he tenido patinadores muy buenos que no eran talentosos, pero eran muy responsables y constantes y llegaron muy alto. Vos podés llegar alto igual a un paso más lento con esfuerzo, constancia y teniendo las cosas claras”.

Sueños y deseos

“Yo soy una apasionada del patín, a mí me gusta enseñar no sé si busco logros muy altos, a mi me gusta enseñar y si alguien se va para arriba lo acompaño, pero lo que quiero es que sientan pasión por lo que hacen y los disfruten”.

Viaje en el tiempo ¿qué momento volverías a vivir?

“Es muy difícil porque he tenido patinadores muy buenos y he disfrutado cuando llegaron al máximo, los he disfrutado como si fueran mis hijos. Viví tantos momentos que no puedo quedarme con uno solo”.

Mira la nota completa haciendo click en la imagen.

Compartí tu opinión!