Mane Datti y la vida irlandesa en tiempos de pandemia.

Al igual que la semana pasada, desde “Nuestra Mañana” cruzamos el océano hasta la ciudad de Dublín, Irlanda donde charlamos con otra baraderense que reside allí.( Nota con video)

 

¿Cómo está la situación allá? “Muy bien, soy trabajadora esencial por la parte de salud y tuvimos últimamente una segunda ola donde volvimos a subir los casos y como los aeropuertos están abiertos, tenemos certeza de que la mayoría de los casos viene de España. Se cerro unas 6 semanas todo para que en las fiestas se puedan dar de lo más normal.
Dentro de todo acá se controlo mucho, la cantidad de habitantes es distinta a los demás, tenemos unos 4 millones de habitantes y al tener 1000 casos por día el gobierno se puso mas estricto, la gente se va mucho a España, a las playas y demás donde se cree que mas se producen los contagios “.
¿Cómo sucedió la idea de viajar por le mundo? “Surgió más que nada a los 14 años cuando trabajaba en apand con Sabina Solari, a los 18 me fui a estudiar a Bs As y cuando termine la carrera me quería ir de la ciudad así que mande CV a México donde pase unas entrevistas y conseguí entrar a un centro de rehabilitación infantil. Luego me fui, con el tiempo pusimos un bar con unos amigos que nos alcanzaba para sobrevivir, viví en varias ciudades grandes de México y en 2010 decidí cumplir uno de mis sueños de ir a un mundial, con mi novio de ese entonces que hoy es mi marido vendimos todo y nos fuimos a Sudáfrica, de ahí recorrimos mucho África, después decidimos visitar conocidos por Europa hasta que sacamos la visa de estudio en Irlanda y acá estamos, mi marido ya consiguió su visa de trabajo y por unos años mas vamos a quedarnos acá, estamos muy cómodos”.
¿Qué se dice de la pandemia allá? “Desde el inicio sabíamos que iba a ser algo complicado, seguimos con protocolos y lo que se habla desde acá es que si sale la vacuna muchos no se la quieren poner porque no se saben las consecuencias que puede llegar a traer, uno espera y se cuide para no contagiarse en todo momento.
Cuando uno llega al país es difícil empezar, al principio se empieza por trabajos de servicios además que solo podés trabajar 20hs a la semana, cuesta empezar, pero se puede. Acá salís a la calle con total tranquilidad y no se escucha mucho hablar del robo”.

Compartí tu opinión!