Columna de la Licenciada Clarisa Muzanti sobre niveles de colesterol y triglicéridos en sangre…

Mis niveles de colesterol y triglicéridos en sangre están aumentados. Es hereditario. Debo hacer algo?

En muchas oportunidades escucho a mis pacientes decir “resignados”:

 -El colesterol que tengo elevado en mis análisis de sangre  es  hereditario, mi papá lo tenía aumentado y así también mis abuelos paternos, por lo tanto no me cuido, porque como es genético no me va a bajar.

Lo mismo suelen decir otros en relación a los valores de triglicéridos que reflejan sus laboratorios.

Estas afirmaciones no son certeras.

 Si es verdad,  que existe la posibilidad de heredar  la hipercolesterolemia (colesterol en sangre elevado) o la hipertrigliceridemia (triglicéridos en sangre elevados) o ambas al mismo tiempo, pero NO es verdad que uno deba resignarse a padecerlo, ya que pueden hacerse cambios desde la dieta y desde la realización de actividad física para que estos valores disminuyan y se acerquen a lo normal.

Es muy importante realizar estos cambios en la calidad de vida,  para lograr normalizar los valores de colesterol y triglicéridos, y así reducir los riesgos para la salud que el aumento de los mismos trae aparejados (formación de placas de ateroma, mayor probabilidad de padecer infarto agudo de miocardio, mayor probabilidad de padecer hígado graso, entre otras)

Datos:

–          El colesterol se encuentra únicamente en alimentos de origen animal y derivados (carnes de vaca, pollo, pescados, mejillones, calamares, conejo, huevos, hígado, y todos los productos que con estos se elaboran –fiambres, embutidos, manteca-), productos de pastelería-  NO hay colesterol en los productos de origen vegetal de ninguna clase (por ejemplo: ningún aceite posee COLESTEROL)

–          Los triglicéridos son una forma de grasa. No sólo aumentan por el consumo excesivo de grasas, sino también por el consumo en exceso de hidratos de carbono de absorción rápida – azúcar, frutas, gaseosas o jugos con azúcar, dulces, entre otros) y fundamentalmente por el consumo de bebidas alcohólicas  en general.

 

Como conclusión: más allá de que tu colesterol o triglicéridos estén aumentados y puedan ser de origen hereditario, te recomiendo que consultes a tu médico y que además comiences a llevar a la práctica una dieta sana y actividad física.

En el próximo encuentro profundizaremos en aspectos puntuales de las dietas para colesterol y triglicéridos elevados en sangre.