Contrastes: Los extremos de la vida

En la semana que hoy culmina, PAMI reunió a jubilados de la zona en nuestro anfiteatro. Allí, en una tarde hermosa, nuestros abuelos disfrutaron de una jornada dedicada a ellos en la que se bailó, cantó, escuchó y, lo más importante, se confraternizó.

En un momento, cuando aguardábamos que los jubilados locales subieran al escenario, apareció el pequeño de la fotografía y, sin creernos artistas del retrato, pensamos que lograríamos una imagen del comienzo y la madurez de la vida. El niño y los abuelos en una síntesis de ello.

Las dos puntas de la vida en el anfiteatro municipal.