Cristina lanzó el Plan Industrial 2020 que bajará la desocupación al 5 %

La iniciativa apunta a lograr objetivos ambiciosos: crear un millón de nuevos puestos de trabajo, elevar el superávit comercial en U$S 28 mil millones y lograr que la inversión alcance el 28% del Producto Bruto Interno.

Con el objetivo de elevar el nivel de inversión a un inédito e histórico piso del 28% del Producto Bruto Interno (PBI), crear un millón de nuevos puestos de trabajo y elevar el superávit comercial a U$S 28 mil millones, la presidenta Cristina Fernández presentó ayer el Plan Estratégico Industrial 2020.
La presidenta enumeró estas metas durante un acto celebrado en la ciudad santafesina de Venado Tuerto, ante la plana mayor del empresariado industrial, funcionarios nacionales como el ministro de Economía, Amado Boudou, y provinciales, y sindicalistas. Por cuestiones climáticas (sobre la zona se desató una fuerte lluvia durante la mayor parte de la tarde), la ministra de Industria, Débora Giorgi, no pudo ser de la partida.

En su discurso, la presidenta tuvo palabras de reconocimiento para la titular de la cartera industrial y pidió “un aplauso” a los funcionarios, empresarios y dirigentes sindicales presentes en un espacio cedido por la empresa Corven que anunció la puesta en marcha de un plan destinado a incrementar su producción de motos.

Cristina hizo un recorrido de la historia industrial del país. Recordó que la Argentina protagonizó “desde el año 2003 a 2011, el crecimiento económico más importante de toda nuestra historia”, y que esto tuvo también su correlato en materia industrial, “que incluso se ubicó por encima de la media del PBI”. La presidenta enfatizó que el plan “no significa de ninguna manera dejar de lado las actividades primarias”, a lo que agregó que la importancia de la actividad industrial radica en la “agregación de valor, generación de puestos de trabajo, consumo, desarrollo y mercado interno”. También subrayó que esto “impacta, necesariamente, de una manera diferente que cuando se crece por servicios o por primarización de las exportaciones”, como sucedió en parte durante la década del ’90.

La jefa del Estado recordó que la elaboración del Plan 2020 llevó meses de trabajo con la participación de más de 2500 personas, que debatieron sobre metas y objetivos concretos a alcanzar para ese año en las once cadenas de valor que explican el 80% del PBI industrial y más del 60% del empleo.

Al detallar los objetivos del plan, Cristina sostuvo que planea elevar el nivel de inversión, para el año 2020, del 24% actual al 28% del PBI; duplicar el PBI industrial, para llegar a los U$S 140 mil millones; crear un millón de nuevos puestos de empleo para alcanzar una tasa de desocupación del 5%, que puede considerarse una tasa de pleno empleo, además de sustituir importaciones por el equivalente al 45% del total de las compras en el exterior, exportar por U$S 139 mil millones y alcanzar un superávit comercial de U$S 28 mil millones.

La ministra Giorgi señaló que para 2020 la producción de algunos sectores crecería hasta tres y cuatro veces, como en el caso de los bienes de capital, con un 290%; maquinaria agrícola (260%) y el software (190%). Giorgi señaló que en ese período se crearán más de 1,5 millones de puestos de trabajo en la industria y se duplicará el PBI industrial argentino.
La iniciativa y las palabras de la presidenta tuvieron amplio consenso entre los presentes, entre los que se encontraban el titular de la Unión Industrial Argentina, José Ignacio de Mendiguren; el de la provincia de Buenos Aires, Osvaldo Rial; el titular de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (CAMIMA), Pablo Reale; Daniel Donikian, secretario de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA), y sindicalistas como Antonio Caló, de la UOM, y Pedro Wasiejko, titular del Sindicato de Trabajadores del Neumático y adjunto de la CTA.

Fuente: Tiempo Argentino.