Previene el cáncer de cuello uterino: Convocan a vacunar a las niñas de 11 años a vacunarse gratis contra el VPH

El ministerio de Salud bonaerense informó que las niñas de 11 años que residan en distritos bonaerenses podrán recibir la vacuna contra el VPH (Virus del Papiloma Humano) en cualquiera de los 1.640 vacunatorios públicos con sede en los distritos de la provincia de Buenos Aires.

Así lo manifestó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, tras el anuncio a cargo de su par de Nación, Juan Manzur, quien dio a conocer la incorporación al Calendario Nacional y obligatorio de esta vacuna que previene el cáncer de cuello uterino.

“En la Provincia tenemos alrededor de 125.000 niñas de 11 años a vacunar”, detalló Collia, y agregó que para lograr una inmunización efectiva cada una de ellas deberá darse tres dosis. La segunda al mes de la primera dosis, y la tercera a los seis meses.

Lo único que se les requerirá es la presentación del Documento Nacional de Identidad para acreditar que tengan la edad adecuada.

A partir de ahora, entonces, todas las nenas podrán vacunarse contra este virus en forma totalmente gratuita una vez que tengan los 11 años cumplidos. Se trata de una vacuna, cuyo precio de mercado hoy ronda los 1.500 pesos las tres dosis.

Para hacer más eficaz la convocatoria a las niñas y a sus familias, el sistema educativo de la Provincia colaborará, a través de los maestros, en la difusión de la vacuna contra el VPH y la importancia de prevenir a edad temprana este tipo de cáncer.

Es que en el país se registran alrededor de 3 mil casos nuevos de cáncer de cuello uterino y 2 mil muertes por esta enfermedad al año. Y en la totalidad de las pacientes el origen de este tumor radica en algunas cepas del VPH.

Según se informó oficialmente, los especialistas del ministerio de Salud provincial reconocer que existen razones “inmunogénicas y de oportunidad” para establecer en 11 años la edad de aplicación de esta vacuna.

“Está probado que esta inmunización tiene más potencialidad de generar anticuerpos contra el HPV en la adolescencia temprana”, detalló Luis Crovetto, director provincial de Medicina Preventiva.

Agregó que, a su vez, “es una edad en que las niñas concurren al vacunatorio para aplicarse otras tres inmunizaciones: la triple acelular (contra la tos convulsa, difteria y tétanos), la que protege contra la hepatitis B y la triple viral”.

Crovetto enfatizó también que las lesiones por VPH son tratables y curables toda vez que se detectan en forma temprana y, para lograr el diagnóstico a tiempo, sigue siendo crucial la realización de un control ginecológico anual, que incluye al Papanicolaou, el estudio clave para la detección de esta enfermedad.

El virus del VPH suele ser asintomático, aunque en algunos casos se manifiesta con verrugas genitales. Si evoluciona a una infección persistente el control médico es fundamental para evitar que derive en lesiones cancerosas.