Una guía escolar promueve el respeto a la diversidad sexual

La promoción del respeto a la diversidad sexual en las escuelas fue impulsada hoy, con la presentación de una guía sobre familias comaternales, destinada a docentes de todo el país, declarada de interés educativo por el Ministerio de Educación. Ha sido considerada un recurso didáctico indispensable.

“Familias comaternales. Guía para personal educativo”, fue presentado por la organización Lesmadres en la Ciudad de Buenos Aires, y define a la “comaternidad” como familias compuestas por lesbianas que decidieron tener a sus hijos e hijas en pareja.

La guía “fue producto de un proceso consultivo en el que participaron familias comaternales, docentes, activistas y especialistas dedicadas y dedicados a la educación”, explicó Gabriela Bacin, activista de Lesmadres.

El texto recorre la diversidad familiar, la discriminación, los estereotipos de género, el vocabulario, los festejos, la sexualidad, legislación y recursos disponibles para trabajar en las aulas.

Participaron de la presentación Mara Brawer, subsecretaria de Equidad y Calidad Educativa de la cartera educativa nacional; Pedro Mouratian, interventor del Instituto Nacional contra el Racismo y la Discriminación (INADI); Mirta Marina, Coordinadora Nacional de Educación Sexual Integral; Andrea Majul, de 100% Diversidad y Derechos, y Gabriela Bacin, activista de Lesmadres.

La iniciativa “no tiene antecedentes, no existen materiales de este tipo en el país”, destacaron las coordinadoras del encuentro que se realizó en el barrio porteño de Belgrano y coincidieron en la necesidad de promover en el sistema educativo el conocimiento y respeto de la diversidad familiar.

Todos los mundos dentro de la escuela

“La inclusión educativa implica que las personas que ingresan a la escuela lo hagan con sus características, ya que los sujetos traen distintos tipos de subjetividades sociales, económicas, culturales. Cuando uno dice que todos los chicos deben estar en la escuela, se refiere a que todos los mundos estén dentro de la escuela”, destacó Brawer al reivindicar la nueva guía.

En este sentido, aseguró que “la guía realiza un abordaje de esta temática y es en este sentido, un recurso didáctico indispensable para los docentes”.

Por su parte, Bacin aseguró que “el texto recorre la diversidad familiar, la discriminación, los estereotipos de género, el vocabulario, los festejos, la sexualidad, legislación y recursos disponibles para trabajar en las aulas”.

Entre las justificaciones de la guía, se destaca que “aún persisten expectativas de género o conductas esperadas para varones y mujeres que resultan discriminatorias”, y añade que “es importante considerar la carga simbólica del vocabulario que utilizamos y cómo afecta a las personas involucradas”.

La guía contiene un glosario donde se especifican algunos términos que se enmarcan dentro de la diversidad sexual y familiar.

Comaternidad

En este sentido, define a la “comaternidad” como familias compuestas por lesbianas que decidieron tener a sus hijos e hijas en pareja.

Se resalta el término “visibilidad” al remarcar que una persona es visible cuando expresa públicamente su identidad como lesbiana, gay, trans o bisexual.

La idea de orientación sexual se define como “atracción emocional, afectiva o sexual hacia otras personas. Todos tenemos una orientación sexual. Esta atracción puede mantenerse o variar a lo largo de la vida”.

Asimismo, señala que “las orientaciones sexuales pueden ser heterosexuales, homosexuales (lesbianas o gays), bisexuales” y aclara que “ninguna orientación sexual es mejor que otra. No existe ningún motivo para que las personas modifiquen su orientación sexual”.

Al hablar de identidad de género se explica que es “la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo y otras expresiones como la vestimenta, el modo de hablar y los modales”.

En este marco, el Ministerio de Educación, al declarar este material “de interés educativo”, establece que “los contenidos de esta guía están elaborados en sintonía con los propósitos formativos de los lineamientos curriculares para la Educación Sexual Integral”.

Asimismo, plantea que la importancia de esta iniciativa radica en “orientar la tarea docente a través de consejos y sugerencias para promover la escuela como lugar amigable y seguro que contribuya a erradicar estereotipos de género, etnia, cultura, religión o cualquier otra forma de discriminación”.