Una mezcla de imprudencia y descuido: Una mujer ciclista fue chocada por una moto

María Quispe, como hace a diario, atiende su comercio en calle San Martín al 1500. Terminada su labor matutina, pasado apenas el mediodía sale para su casa en una bicicleta. Así hizo también ayer, subió al biciclo, bajó de la vereda a la calle y quizá los vehículos estacionados junto al cordón, o tal vez una distracción como todos tenemos, provocaron que no advirtiera que atrás de ella venían dos motos que, de improviso la encontraron en su misma línea de marcha, pero a mucha menor velocidad. El motociclista que estaba más próximo a la bicicleta, mediante una esforzada maniobra, logró esquivarla, pero para hacerlo tuvo que frenar abruptamente por lo que la otra que venía detrás, desesperadamente, quiso evitar la bicicleta y además, la moto que se frenó adelante, pero en el intento perdió el equilibrio cayendo al piso deslizándose conductor y rodado un trecho, el suficiente para impactar contra la bicicleta cayendo la mujer al pavimento contra el cual golpeó su cabeza provocándole ello un corte en el cuero cabelludo.

De inmediato los protagonistas cruzaron acusaciones, el motociclista accidentado reprochaba a la mujer su distracción, ella a su vez le recriminaba su marcha demasiado veloz.

Creemos nosotros que en este accidente se dio una mezcla de descuido e imprudencia, cosas ambas muy frecuentes en nuestro tránsito cotidiano. La mujer puede que no haya reparado bien en el tránsito que venía y la moto, según los testimonios, circulaba muy rápido. Una reflexión de parte nuestra es que, las distracciones forman parte de lo eventual y si se quiere, hasta esperable en el tránsito cotidiano, pero la velocidad está acotada e infringirla constituye una falta.

La mujer, en el piso, es auxiliada por vecinos y transeúntes.
El motociclista que chocó con la bicicleta, conversando con un policía.

2 comentarios en “Una mezcla de imprudencia y descuido: Una mujer ciclista fue chocada por una moto

  1. SI LA VELOCIDAD ADEMAS DE SER PARTE DE LO EVENTUAL TIENE QUE VER CON EL EGOISMO, LA INSESATEZ Y LA FALTA DE MADUREZ DE MUCHOS QUE MANEJAN MOTOS….. LA MAYORIA NO FRENA EN LAS ESQUINAS Y ESPECULAN CON LA VIDA AJENA…….DESPUES HAY QUEJAS CUANDO HAY MULTAS PERO PARECE QUE SIN REPRESALIAS LOS SERES HUMANOS Y CIUDADANOS DE ESTA CIUDAD NO PODEMOS APRENDER A CONSIDERAR AL OTRO.
    ¡TAN RAPIDO NECESITAMOS IR EN UNA CIUDAD QUE EN MOTO LLEGAS EN CINCO MINUTOS A CUALQUIER PARTE?
    ¿NECESITAMOS LASTIMARNOS O MATARNOS PARA APRENDER A RESPETAR AL OTRO?
    REFLEXIONEMOS Y ACTUEMOS CORRECTAMENTE DE UNA VEZ POR TODAS

  2. No es descuido
    Al que escribio esta nota le digo que se de una vueltita en bicicleta por el centro,en especial de las seis de la tarde y que me cuente como las motos le pasan velozmente.
    Se adueñaron de la calle, todos sin casco, de a dos o tres por moto, sin silenciador…
    La mujer andaba en bicicleta y no tiene porque tener reflejos adecuados para esquvar a estos idiotas.
    Por eso andaba en bicciclta…

Comentarios cerrados.